Los correos del público

Los correos del público

Día histórico

El 28 de mayo del 2014, ¿será recordado como un día histórico? Honestamente no lo sé, porque no poseo una bola de cristal ni suelo consultar el oráculo. Sin embargo, aquilatando el evento que motiva estas líneas, le concedo el beneficio de la duda.

En la Ciudad de México, concretamente en el Polyforum Siqueiros, se dieron cita luchadores sociales de diversos credos religiosos e ideologías distintas y distantes, sólo el móvil que los convocaba era común, incluso a todos los mexicanos: la seguridad y la imparcial impartición de la justicia, dos obligaciones que el Estado ha sido incapaz de cumplir.

El evento se denominó: Encuentro Nacional de Autodefensas Ciudadanas, y propone como objetivo central: Crear conciencia en el pueblo de cuáles son los problemas más urgentes a resolver en México y este día se presume incrementada la existencia de un consenso en cuanto al diagnóstico de la inseguridad en México, y con ello se inicia una cruzada contra la impunidad, la corrupción y la falta de acceso a la justicia.

Los convocantes: personajes de larga y reconocida trayectoria en diversos ámbitos de la lucha por el respeto a los derechos humanos como, entre otros, el Obispo Raúl Vera, quien oficiará de Autodefensa de las Víctimas; el sacerdote Alejandro Solalinde, hará lo propio en tanto Autodefensa de los Migrantes; Javier Livas Cantú será Autodefensa de los Derechos Políticos de los Ciudadanos; Talía del Carmen Vázquez Alatorre, Autodefensa de las Mujeres Violentadas; Sanjuana Martínez, Autodefensa de las Víctimas de Trata, e Hipólito Mora y José Manuel Mireles autodefensas de Michoacán.

Es enorme y compleja la tarea que se han echado a cuestas e indispensable el apoyo de los mexicanos, porque estos hombres son de principios, los quiebran pero no los doblan. Destaco unas palabras de Hipólito Mora que lo pergeña tal cual es, refiriéndose a las millonarias ofertas que recibió para que se calmara y traicionara a los que confían en él, “las rechacé”, dijo, por “respeto a mí mismo”. Y el doctor Manuel Mireles, por su parte, fue enfático en decirle al gobierno que primero desarmaran a los criminales y luego ellos depondrán las armas, y que no descansarán hasta liberar a todo Michoacán de esas lacras y si es posible al país entero.

Son de sobra conocidos los motivos que los han guiado por ese sendero de cardos y espinas, espero que ese espíritu indómito no mengüe, sino por el contrario, se fortalezca, para que sigan adelante y sean ejemplo de millones de mexicanos que podrían seguirles.

Los ponentes se refirieron en un tono u otro al gobierno como una pandilla de criminales, asociado con rufianes de toda laya. Por eso convocan a que cada mexicano se convierta en autodefensa en su barrio, en su hogar, en su trabajo, en su escuela, en el campo, en la ciudad, etc.

Y que parafraseando el himno nacional actuemos ¡ya!… piensa ¡Oh patria querida! que el cielo un autodefensa en cada hijo te dio.

Gustavo Monterrubio Alfaro


Carrilla o “bullying”

En todas las épocas han existido compañeros de clase a los que algunos agarran de bajada, hoy pomposamente y con anglicismos le llaman bullying, en mis tiempos simplemente le llamaban carrilla. Niños con defectos, de baja autoestima que no saben cómo defenderse y son propensos a ser víctimas han existido siempre, lo único diferente es que los muchachos de hoy no saben cuando parar, no conocen los límites.

Desde que tengo memoria a los muchachos con lentes siempre les han  molestado con el clásico cuatro ojos, a los tímidos o débiles les hacían juegos peligrosos o bruscos como aventarlos al aire, o también les hacían algunas  bromas pesadas donde las víctimas siempre son estos compañeros que por querer ser aceptados por el grupo se prestan a todo y si se niegan les va peor, como ya dije, la diferencia es que antes sabíamos cuándo parar, si empezaba a llorar, si se lastimaban, parábamos y a otra cosa mariposa, hoy algunos niños parecen más sádicos, están demasiado mimados y expuestos a la violencia que tienden a imitar ante cualquier frustración.

Donde exista un grupo humano inevitablemente también existirá la carrilla o bullying, es imposible eliminarlo, incluso es necesaria ya que la escuela es un laboratorio de la vida, los chicos deben aprender a relacionarse, defenderse y  solucionar esas situaciones o desafíos porque los van a vivir toda la vida.

Lo que deben hacer maestros y padres es enseñarles cómo actuar en esas situaciones, aunque no es tan fácil, algunas veces lo mejor es que el muchacho lo arregle directamente con sus compañeros, otra es mejor que vaya con las autoridades, esos criterios se enseñan en casa y a falta de ellos o como refuerzo, en la escuela; y sobre todo poner límites desde pequeños, querer y educar a un hijo no es dejarle hacer todo lo que quiera o desee.

Mauricio Cerna Bustamante


Protestas contra el Mundial

Las protestas contra el Mundial en Brasil no parecen muy genuinas, me atrevería a decir que están  organizadas como estrategia política de la oposición y no como un movimiento de masas, se necesita estar ciego para no ver los tremendos beneficios económicos que deja un evento de estas magnitudes.

Por ejemplo se espera que vayan 50,000 mexicanos al Mundial, cada uno gastará como mínimo  100 mil pesos, estamos hablando de una derrama económica de cinco mil millones de pesos solamente de los mexicanos para beneficio de los brasileños.

Ahora si sumamos lo que gasten aficionados de los demás países que van al Mundial, que viajarán de países del primer mundo y que por tanto gastarán mucho más, estamos hablando de sumas estratosféricas, que sumadas dan muchos miles de millones de dólares, muchísimo más que los 5 mil millones gastados por el gobierno de Brasil. Me niego a creer que la gente no vea mas allá de sus narices, los beneficios son tremendos, la derrama económica es incalculable y la infraestructura queda todo para beneficio de los brasileños.

Roberto Domínguez Hernández


Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com