Los correos del público

Los correos del público

A la maestra con cariño

Hace muchos años cuando comencé a cursar  quinto año de primaria me tocó en suerte la maestra Lupita que tuvo la gran idea de creer que todos sus alumnos eran los mejores, desde el primer día ella nos dijo que  le había tocado el grupo de los más aplicados de toda la escuela, como tal nos trataba, así nos sentíamos y así respondimos.

Prácticamente todo el salón lleno de dieces su boleta de calificaciones, hubo muy pocos que no lograron destacar, con ellos la maestra se esmeraba más, les daba clases extras, iba y platicaba con  las madres, los motivaba, al final mejoraban,  la maestra Lupita fue mi maestra en quinto y sexto grado; en esos dos años  me sentí especial con la total seguridad de ser un buen alumno, de ser un estudiante de promedio de 8 hasta cuarto grado , pasé a ser un alumno de 10, incluso en la boleta de calificaciones ,que todavía guardo, te dejaba un mensaje de felicitación donde  decía que triunfarías en la vida  y además te daba un pequeño regalo como premio.

La fe que  la maestra Lupita depositó en nosotros fue un impulso que duró muchos años, en secundaria, preparatoria, carrera  profesional y maestría mis calificaciones siguieron siendo altas, la mayoría de mis compañeros de primaria  ahora son buenos profesionistas. Hoy la maestra Lupita ya no está, pero las semillas que sembró ya dieron sus frutos, seguramente nos mira con orgullo desde el cielo.

Durante mi vida de estudiante tuve muchos buenos maestros, pero ninguno dejó tanta huella como la maestra Lupita, seguramente hay muchas  maestras “Lupita”, que cada día dan todo por sus alumnos, no solo te enseñan, son unas segundas madres o padres, se preocupan y se desvelan por cada unos de esos niños para que lleguen a ser alguien en su vida.

Por eso Hoy quiero mandar un gran abrazo de Felicitación a todos los maestros en su día, en especial a todas esas maestras que  como mi maestra “Lupita” marcan vidas, siembran amor , conocimiento y cosechan hombres de bien para el país. ¡Que Dios les Bendiga!

Julio del Valle Guillén

***

Decepcionados

Según declaraciones  Miguel Messmacher, Subsecretario de Hacienda, uno más de los ITAM boys, adoctrinados en Harvard, que se han adueñado del país,  La “Gran Reforma Petrolera”  de Peña Nieto pretende cobrar 10 dólares por barril de petróleo extraído por las petroleras extranjeras, cuyo valor en el mercado mundial es de 100 dólares.

Es otras palabras, entregaremos el petróleo de México por una limosna del 10 por ciento de su valor comercial, para que luego nos lo regresen procesado en gasolina y miles de derivados tres veces arriba de su valor comercial,  ¿Dónde está el beneficio para  México?  Bien dicen los defensores del petróleo que este gobierno está vendiendo el país.

Es una vergüenza nuestro gobierno, desde el presidente que es un simple títere de los empresarios  hasta los partidos que hace mucho dejaron de representar los intereses de los ciudadanos para dedicarse a satisfacer sus intereses particulares  vendiéndose  al mejor postor cual si fueran  meretrices  para ver quién da más por el capital político ganado en elecciones. Y luego se preguntan por qué la gente está decepcionada de esta farsa a la que llaman democracia.

Javier Fuentes Pérez