Los correos del público

Los correos del público

Asalto nuestro de cada día

Por más intensiva que sean las campañas de difusión de autoridades federales, estatales y municipales en toda la geografía nacional, intentando convencer a la sociedad mexicana con palabrería y estadísticas que no compaginan con la dramática realidad, afirmando que el nivel de delincuencia está bajando.

La percepción de la población, salvo en dos o tres estados de relativa tranquilidad -que no tienen ninguna garantía de permanecer con ese  privilegio- es totalmente contraria a tales afirmaciones, ya que se vive con miedo y angustia ante la altísima posibilidad de tornarse en una víctima más de delitos de alto o bajo impacto.

El alcance del flagelo llega a extremos inusitados, como en el caso de Cuernavaca, donde se dio el caso de tres negocios asaltados en solo cuatro días en un mismo crucero, ubicado en una zona turística con una supuesta vigilancia especial e intensa.

Francisco Benavides Beyer

 

Gracias a Vergara

Como atlista que soy agradezco enormemente la llegada de Jorge Vergara a las Chivas, antes me costaba trabajo defenderme de las burlas de los aficionados Chivas, ahora sólo les digo que prefiero ser del Atlas que ser hijo de Jorge Vergara y con eso les tapo la boca y, de paso, he convencido a dos que tres de cambiarse de equipo.

Fernando Guevara López

 

Comité

El comité sindical que encabeza Francisco Javier Díaz Aguirre sigue empecinado en modificar la cláusula 43 del CCT, que otorga a los trabajadores(as), sus cónyuges e hijos, becas al 100% para estudiar idiomas y cómputo. Ya se ha puesto sobre la mesa en administraciones pasadas homologar dicha prestación con la de los académicos, en virtud que para éstos la beca es del 50%, y sólo por gestión especial del 100%; no obstante, la cláusula 64 del CCT dispone la exención al 100% en la “inscripción, colegiatura y cualquier otra cuota”.

Pero como no ha sido posible modificar la cláusula 43, la están anulando por la vía de los hechos, como ya lo hicieron con los académicos, negando becas, con argumentos tales como que hay lista de espera, que se acabaron los fondos, que el Proulex-Comlex la rechazó, que ya se alcanzó el 10%, etc.

Esta pretensión avalada por el comité del SUTUdeG, está en línea con las políticas neoliberales que desde 1989 se imponen en la UdeG, esto es, transferir los costos de las prestaciones a los beneficiarios para liberar estos recursos y aplicarlos en financiar la brutal corrupción gubernamental en todos los niveles y poderes, y para subsidiar a las corporaciones nativas y extranjeras de la banca, minería, carreteras, etc.

Por lo que es imperativo exigir respeto a la cláusula 43 y eliminar el 10% del cupo, para que no haya restricción alguna; demandar que se homologue el tabulador salarial de los administrativos con el de los académicos y, exigir cuentas al comité sindical del origen y destino de las cuotas que aportamos.

Podemos organizarnos para hacer plantones frente al domicilio sindical, marchar por la ciudad o dentro de las instalaciones universitarias, enviar correos electrónicos al secretario general, y firmar peticiones que se hagan llegar a la representación sindical y a la prensa, o cualquier otra forma de inconformidad lícita, legítima y necesaria. Sólo necesitamos superar los miedos ancestrales que paralizan, lo demás vendrá por añadidura.

Como Trino Padilla impuso a los monigotes que “dirigen” el SUTUdeG, es corresponsable de sus actos.

Esta lesiva conducta ignora que gracias a las becas de administrativos, funcionarios y académicos, subsiste el Proulex-Comlex.

Una pregunta para cerrar: ¿Por qué pagar cuotas a un comité sindical que es enemigo de los agremiados? 

Gustavo Monterrubio Alfaro

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3121 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com