Los correos del público

Los correos del público

Albergue

En Jardines del Bosque hemos batallado toda la vida con  un asentamiento irregular llamado Pueblo Quieto.  Atrás tenemos a la Col del Fresno que no cantan mal las rancheras y ahora, sin hacer una consulta pública, nos imponen un albergue para los migrantes.

Por Niños Heroés e Inglaterra hay un colegio en el que estudian jovencitos y jovencitas, que van a estar en un constante riesgo .

Ya se tomaron fotos que les haremos llegar de otro albergue en el que pusieron casas de cartón alrededor, comen y se bañan en el albergue y afuera en sus casas duermen y hacen sus nesecidades.

Comprobado está que cuando ponen un lugar de estos en una zona habitacional, aumentan los robos y las violaciones.

Ya juntamos firmas que les haremos llegar y vamos a dar la batalla para impedir que se lleve a cabo de esta forma unilateral y arbitraria la construcción de este albergue.

El gobernador cuando fué alcalde de Gdl., levantó esta zona que estaba muy deprimida, y ahora que mejoró nos salen con esto.

Esperamos su comprensión y que nos tomen en cuenta

Oralia Vélez de Belloc

 

Buen juez

¿Por qué nuestros empleados públicos, léase políticos, aunque no trabajan en beneficio del pueblo, solo por intereses de grupos y de partidos no han hecho nada para equilibrar el gasto de sueldos y salarios de los altos ingresos que reciben? Es totalmente injusto que la diferencia entre lo que ganan los empleados públicos y el asalariado sea abismal. Solo un ejemplo, en Estados Unidos un diputado federal gana nueve veces más que un empleado del mínimo. En México, es noventa veces más y así podemos encontrar esos abusos.

Propongo para empezar que se revisen los sueldos de todos los funcionarios públicos y que se bajen a la proporción de Estados Unidos, es decir, nueve veces más que un asalariado. Además que los presupuestos a los partidos se reduzcan a la mitad, que no se autorice ningún incremento a la deuda pública, lo que pretende el gobierno federal.

Por último, que revisen y cancelen organismos como la Comisión de Salarios Mínimos y que se cancelen las contrataciones de servidores públicos.

El buen juez por su casa empieza.

Alejandro Casarrubias Jiménez

 

La chiva y el escorpión

Parece que Jorge Vergara y Angélica Fuentes nunca leyeron la fábula atribuida Esopo titulada El escorpión y la rana, donde el escorpión pide ayuda a la rana para que lo ayude a cruzar el río , ésta le dice que no porque luego le picará, el escorpión le dice que no tenga miedo, que nunca lo hará porque lo salvará y además los dos se ahogarían. La rana accede y el escorpión le pica, la rana le dice: “¿Por qué los has hecho? Ahora los 2 nos ahogaremos”. El escorpión responde: “Porque es mi naturaleza”.

Tal como en la fábula, los dueños de Chivas sabían que el escorpión que se estaban echando al hombro con la contratación de La Volpe, le creyeron que ya había cambiado, que se iba a comportar bien, lo sacaron del retiro, le dieron  el mejor equipo de México, le prometieron las mejores contrataciones, le salvaron y La Volpe respondió como el escorpión que es, esa es su naturaleza, les picó y ahora los dos se hunden.

Esopo escribió esto hace 2,600 años y de todas maneras mucha gente sigue repitiendo los mismos errores. Nadie está exento de errores, pero los humanos somos los únicos que tropezamos una y otra vez con la misma piedra, esperemos que la experiencia les sirva para elegir mejor a sus entrenadores.

Edgar Ernesto López Carrillo

 

Premio a Cuarón

A los que hayan leído la carta anterior, sobre las respuestas que recibiría Alfonso Cuarón a sus diez preguntas sobre la reforma energética, les digo:

Como premio a Cuarón, le pueden dar una diputación o una gubernatura, o lo mandan al paredón, o lo secuestran como al Barbón, próximo locutor de Milenio, o le mandan al SAT o a Vergara (Chivas), o desterrado, logrando éxitos en el extranjero con La Tuta y Del Toro, o una embajada, es lo más fácil para callar y cubrir a la gente. Lo que sí, tuvo el valor de enfrentar a estos personajes de farándula política, los cuales nos llevan al desfiladero.

Afirmativo, le falta coco a Enrique Peña Nieto y a sus titiriteros. Les está fallando la tramoya y se les va a caer el teatro, bien merecido, porque al que obra mal, se le pudre el tamal. Escriban, desahóguense como yo, tengan valor civil y no nada más envíen la piedra y escondan la mano.

Alejandro Hernández Durán

 

Pésima actuación

Debo mencionar antes que nada, que he laborado en esta ciudad durante más de 40 años en diversas industrias, comercios, clubs de servicios, bancos, etc., tiempo durante el cual he tenido oportunidad de conocer a buena cantidad de patrones, sus defectos y sus aciertos.

Independientemente de la veracidad de la acusación que se le hizo al señor Ricardo La Volpe, yo creo que Jorge Vergara no debió hacer pública a nivel nacional tal como lo hizo, la decisión que probablemente tomó su esposa Angélica de  despedir al señor Ricardo La Volpe. Es increíble que una persona como él (para quien laboran más de diez mil colaboradores según se sabe) con su amplia experiencia patronal, informe a los medios de comunicación del despido de La Volpe diciendo que lo hacía por “una conducta inapropiada, hacia la podóloga”. Es increíble que sin importarle su esposa, sus hijas y demás familiares haya ensuciado de forma tan ruin, tan fría y tan inhumana a una persona. Hubiera bastado que dijera que por acuerdo mutuo dejaría de trabajar el señor Ricardo La Volpe en el Club Guadalajara y asunto resuelto. ¿Cómo pudo enlodar así a un ser humano? Y sobre todo, sin tener aún pruebas que demostraran esa conducta inapropiada. Sinceramente, y como lo mencioné al principio, en mis cuarenta y tantos años de vida laboral jamás había visto yo a ninguno de los jefes de empresa industriales y empresarios que conozco obrar con tal crueldad y ligereza para denostar y deshonrar  a una persona. No se explica ni se justifica de modo alguno una conducta como la Jorge Vergara (léase Angélica) para exhibirlo públicamente  tal como lo hizo. Total si La Volpe incurrió (lo cual primero se debe demostrar en un juicio que por cierto aun no iniciaba cuando lo despidió) en una conducta reprobable, hubiera bastado el despido y sanseacabó. Se puede adivinar detrás de todo lo ocurrido una mente desequilibrada, y vengativa, de verdad que ahora sí Jorge Vergara se equivocó enlodando irremediablemente al señor La Volpe.

Por último, habiendo sido fanático Chiva desde mi niñez, he resuelto renunciar a esa preferencia, de verdad me avergüenza serlo de un equipo dirigido de forma tan nefasta como Jorge Vergara.

Emiliano González Abud

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com