Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

México rico, fácil

Básicamente, la riqueza de un país depende de la gente que produce, desde el campesino que saca frutos de la tierra y la crianza de animales, o el artesano que convierte la materia prima en un producto útil  para satisfacer una necesidad de la gente, hasta llegar el profesional de conocimientos más especializados que producen un bien o un servicio necesario para un sector específico, por ejemplo la construcción, educación, salud, turismo, etc.

La tecnología ha permitido que la productividad se multiplique muchas veces, el campo multiplicó sus frutos y las cosechas, en la industria, todavía más, la automatización permitió crecer al 100 por 1 respecto al pasado, lo que ha permitido crear más riqueza y hacer llegar más a más gente. Por lo anterior, los países donde tienen sede las empresas que tienen mejor tecnología son los más ricos del planeta, ya que son las que más producen y más valor agregado tienen sus productos.

Por otro lado, tenemos a gente que algunos dicen que no produce nada,  viven a expensas de los que producen, pero son necesarios, algunos crean cultura y entretenimiento, los deportes, la bellas  artes, logran dar equilibrio a las jornadas de trabajo, otras como los burócratas  entre menos existan mejor,  cierto es necesario que alguien administre el estado pero no producen nada, viven como parásitos de la gente productiva,  entre más burócratas tiene un estado, más pobre es.

Cada trabajador que engorda la nómina del estado nos empobrece doblemente, cobra un sueldo sin producir y, por otro lado, está dejando de generar riqueza para el país. En México no crecemos porque tenemos millones de burócratas de sobra que viven a expensas de la gente productiva, de nada sirve aumentar impuestos, recibir más dinero del petróleo, si solo sirven para engordar la nómina burocrática, son un barril sin fondo lleno de parásitos por donde se va toda riqueza generada.

No hay que confundirse, hay gente necesaria y valiosa trabajando en el gobierno, pero la mitad está de sobra, están subutilizados, sin motivación, a la espera del próximo cheque, teniendo potencial para crear mucha riqueza fuera del gobierno.

La fórmula para hacer de México un país rico es relativamente sencilla, invertir mucho para ponerse a la vanguardia tecnológica para generar riqueza multiplicada y disminuir por mitad el número de burócratas, lo difícil es vencer inercias y mafias ancestrales, arraigos culturales, intereses políticos, casi nada, pues. ¿Qué gobernante se anima a llevarnos a la riqueza?

Mauricio Cerna Bustamante

• • •

Vialidad

Así como les eché porras y felicitaciones por la atinada apertura de la avenida López Mateos Sur, hoy les digo que fallaron con la señalización en las mantas donde indican la apertura a cuatro carriles, desde el Periférico, y en frente del fraccionamiento La Rioja, reducen el flujo vehicular, siendo lo más correcto poner mantas en los pasos peatonales de las fuentes y los subsiguientes que digan tome su derecha desde aquí, y así dirigir a la manada de burros que somos todos, todos los mexicanos. Si no puedes con el enemigo, únete a él.

Alejandro Hernández Durán

• • •

Muerto por un celular

El pasado viernes por la noche un joven de no más de 20 años de edad que paseaba a su perro fue privado de la vida a tiros por dos sujetos que intentaron robar su celular, en la zona de Tabachines. Que saña de estos zatrapas, quienes impunemente andan sueltos armados por las calles asaltando transeúntes y sin que las autoridades hagan su chamba, cada día se escuchan más y más casos de vándalos armados en esta ciudad, que sin más que amparados por la ineficacia, ceguera, inoperante incapacidad investigadora, y por demás estupidez rampante de nuestras autoridades policíacas, quienes se supone deberían de estar haciendo su trabajo para protegernos de estos delincuentes, cada día son más los casos, ¿qué esperarán? Seguro a que la gente ante su desesperación y siendo víctimas del terror e inseguridad que se vive ya en las calles de nuestra ciudad, ¿tomemos la justicia por cuenta propia y montemos hogueras para quemar vivos a estas gentes podridas? ¿que acaso es la forma en que la autoridad realmente volteará a ver y realmente sirva a quien les da de comer?, entiéndase al pueblo, este quien le confiere autoridad y confianza para ejercer el peso de la ley a quienes la violenten de manera pronta y expedita. Y no para pasarla por alto, cada día más se nota más y más la omisión de nuestras autoridades en este tema.

Yo siento rabia, desesperación, impotencia, y una profunda tristeza, que tan solo fui amigo de él, no me quiero imaginar lo que sienten sus padres, hermanos, o parientes cercanos, que no obstante cargar una pena de este tamaño se encuentran con una auténtica telaraña de ineficacia policial, en todos los sentidos, que encubre vulgarmente a los delincuentes, pues estoy casi seguro de que los responsables seguirán haciendo de las suyas sin que nadie los toque por un buen tiempo, y gozando de absoluta impunidad, pues es bien sabido que este tipo de delitos, al igual que otros, casi nunca se esclarecen, son montones de papeles, vueltas, trámites e idiotez burocrática de gente indolente, ignorante e improvisada y chambona lo que arroja este resultado, véanse las estadísticas, ¿hasta cuándo señor gobernador? ¿Hasta cuándo señores presidentes municipales? ¿Hasta cuándo señor fiscal general? ¿Hasta cuándo? ¡Ustedes muy bien en su mundito de juguete! ¡Descansa en paz, Rodo!

Conrado Trapero Alessio

• • •

Comercio informal

Las autoridades municipales creen que el cáncer del comercio informal en el Centro de la ciudad, que ya padecemos como uno de los logros más palpables del PRI, lo puede extirpar después de darle oportunidad de extenderse e implantarse, aunque sea con licencias temporales. Además de alimentos, bebidas y artículos religiosos, se comercializan todo tipo de productos.

El problema es la primera vez cuando se toleran excepciones en la observancia de las normas. Los comerciantes perciben el problema como un asunto de voluntad del funcionario en turno, sobre todo cuando la autoridad es permisiva, inconsistente y poco seria. Como dicen los chavos “permitieron nomás la cabecita”. Ahora no va a ser fácil revertir la presión de comerciantes informales que ya probaron las mieles de la ganancia fácil.

Agustín Ramírez Álvarez