Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Principio del fin del nuevo INE

Con todo y el bombo y platillo con que los diputados celebraron la instalación del nuevo INE (Instituto Nacional Electoral), y con todo y que dijeron que “están haciendo historia”, el principio del fin de este “nuevo” instituto, empezará en cuanto resulten los primeros perdedores de las próximas elecciones.

Cuando esto suceda, los perdedores comenzarán a llenar de defectos y de fallas a este instituto y a sus consejeros. Y se hablará de nuevo de fraudes, compras de votos, fallas en los conteos de votos, etc. Y esto iniciará su debacle. ¿En cuánto tiempo será? Sólo los partidos lo podrán decir. A ver cuánto lo aguantan.

Pero cuánto dinero se tira con estos cambios. Simplemente el cambio de nombre ya conlleva un enorme gasto en diseño de logotipos, membretes en papelerías, y nuevas credenciales por el cambio de nombre de IFE a INE.

Pero en este país, a la única industria que apoyan realmente nuestros políticos es la industria electoral. Y lo que realmente les interesa a ellos y a sus partidos, ganen o pierdan, es mantenerse en el juego electoral para seguir recibiendo el dinero de nuestros impuestos. Por eso mal terminan unas elecciones, de inmediato inicia otro proceso electoral en algún otro lugar de la república. Y esto contamina de inmediato todo el proceso legislativo y ejecutivo del país. El chiste, como en el juego de las sillas, es que la música ($) nunca deje de sonar, para que el dinero no les deje de fluir.

¿Y el ciudadano? Bien, gracias.

Enrique Acevedo Ávila

• • •

Respuesta

El lector Emilio Pérez acertadamente habla de nutrición, solo que hace una falsa afirmación. Dice que “nosotros antes de la conquista teníamos una dieta vegetariana”, no es así.

Los remotos antepasados del hombre fueron herbívoros, pero hay evidencia que desde hace 7 millones de años eventualmente consumían pescado y restos de animales dejados por algún carnívoro. Desde hace casi 3 millones el hombre consume regularmente carne, además de vegetales, por supuesto. La proteína animal tuvo un gran impacto en el desarrollo del hombre. La caza, menor y mayor fue una actividad primordial.

El México prehispánico no fue ninguna excepción. Para los habitantes de costas y zonas lacustres la pesca fue fundamental. Tenían importantes explotaciones de guajolotes. Por las crónicas sabemos por ejemplo que en las fiestas de Tlatelolco sacrificaban aproximadamente 8,000 guajolotes y que solo para alimentar a las aves de rapiña del zoológico de Moctezuma sacrificaban 200 guajolotes diarios. Criaban perros y los cebaban. En el mercado de Acolman se comercializaban, según crónica, 400 perros. Los españoles los degustaron.

Si no había las especies domésticas de Europa, había las equivalentes.

Mediante caza y captura tenían proteína animal de muy diversas fuentes.

Consumían venado, jabalí, conejo, armadillo, pato, paloma, codorniz, tórtola, chichicuilote, liebre, mapache, marta, tlacuache, tortuga, iguana, serpiente, entre otros muchos. No hay que olvidar que practicaban la entomofagia y disponían de proteína de muchas otras fuentes: hormigas, escamoles (huevos de hormiga), gusanos de maguey, xumiles, acociles, chapulines etc. Es decir de “vegetarianos” no tenían nada.

Agustín Ramírez Álvarez

• • •

Obras

La idea de hacer obra pública de los gobiernos del PRI es tardarse eternidades haciendo la obra  y estorbar mucho para crear caos vial en horas picos, no sé muy bien con qué fin, a lo mejor piensan que entre más gente vea cómo arreglan banquetas y baches se quedarán con la idea que sí trabajan y meten dinero en infraestructura.

A los priistas  no les molesta que la ciudadanía le recuerde a su progenitora cada que pasa por las pocas obritas han hecho, lo que quieren es que los vean, para ejemplo las obras de Chapultepec, es increíble que todavía no estén terminadas, los priistas y sus obras me recuerdan otra obra pero esta de teatro llamada Pégame, mátame, pero no me ignores, del Nobel de literatura italiano Darío Fo. Lo cierto es que la obra pública del nuevo gobierno es casi nula, no hay inversión en infraestructura, la construcción cae a pasos agigantados y las pocas obras que hay son exclusivas para los amigos de campaña de los nuevos gobernantes, lo más probable es que la inversión en infraestructura llegue con el año electoral, muy típico de los gobiernos priistas, mientras tanto cierran empresas y se pierden miles de empleos.

José de Jesús López Contreras