Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Etanol

Casi siempre que se lee algo relacionado a la industria azucarera mexicana no son buenas noticias, como el reportaje en Negocios (Milenio 3-04-2014) donde se habla del fin del paro en el Ingenio de Tala (que en la foto es en realidad el de Tamazula) por diversos motivos, para aumentar esta problemática, la Asociación de Azucareros de EU (que se dicen de “América”  como si EU fuera América sola) demandó al gobierno de México por mil millones de dólares por pérdidas, porque según ellos, el gobierno de México subsidia las exportaciones y a sus productores cañeros, que ¿no sabrán que la caña tuvo un desplome del 44 por ciento la zafra pasada y se habla de un 10 por ciento más para este año? El subsidio que se prometió entregar desde octubre pasado de 1900 pesos por hectárea, pues  “aún” no se termina de dar. Se habla de  producir Etanol como oxigenante para la gasolina y bajar los excedentes de azúcar en México, pero cuando Pemex dejara de importar el MTBE (metil terbutilico) ? el 95 por ciento viene de EU y está prohibido en dicho país porque es cancerígeno, el ex presidente y petrolero George Bush hijo, autorizó el uso de etanol en las gasolinas y ahora es toda una industria en dicho país beneficiando a cientos de miles de productores estadounidenses. Se dice que nos beneficiará la Reforma Energética, pues que autorice el gobierno el etanol como aditivo, ¿será el único espacio donde cientos de miles de cañeros se beneficiarían al diversificar la industria azucarera, porque: que cañero podrá instalar un aerogenerador de un millón de dólares o perforar un pozo de tres mil metros de profundidad para sacar gas o petróleo?

Jaime Mauricio Ochoa del Toro

• • •

La Volpe, ideal para las Chivas

La Volpe es el director técnico ideal para mandar a la división de ascenso a nuestras queridas Chivas. Los números no mienten: sus últimos tres equipos dirigidos fueron selección de Costa Rica, donde fue un fracaso total eliminado a las primeras de cambio en todos los torneos y competencias; la próxima víctima fue el Banfield argentino, donde quedó en último lugar mandándolos a la segunda división; continuó con el Atlante, donde hoy son los más abocados a ir a la división de ascenso gracias a los pésimos resultados de La Volpe en el 2012.

Si nos vamos un poco más atrás en el tiempo encontraremos cuatro fracasos consecutivos Boca Juniors 2006, Vélez Sarsfield 2007, Monterrey 2008, Atlas 2009;  no entiendo por qué contratar a un técnico que viene de siete fracasos rotundos, La Volpe está más acabado que el siglo XX y como premio le dan al mejor equipo de México, totalmente aberrante, patético.

Si nos vamos por el lado humano, tampoco hay futuro, La Volpe es de los que exprime el limón inmediatamente y no deja nada para el futuro, es el típico dirigente que tratando de  obtener resultados inmediatos desgasta las relaciones humanas en cuestión de días, reta, ofende,  humilla, hiere el orgullo y a veces  funciona por periodos cortos, en especial con los jóvenes, pero después no queda nada, solo los cadáveres detrás.

No hay futuro para Chivas con La Volpe, lo malo es que ya tienen el agua al cuello, son el equipo más abocado al descenso la próxima temporada y van a empeorarlo con esta contratación, tal como dicen las tercas estadísticas, el argentino se ha especializado en mandar equipos a segunda división, si eso quiere Vergara, ya tiene a su técnico ideal.

Martin Arellano Martínez

• • •

Seguro de desempleo, mitos y realidades

Los derechos sociales parten de un ideal social y ético consistente en que todo ser humano sin importar su condición merece una vida digna. Se trata de una idea bastante vieja, pero que sólo hasta en este siglo ha buscado consolidarse en la mayor parte en nuestras democracias occidentales. Es una nueva visión de Estado, de mayor intromisión y por lo tanto, bastante molesta pues implica sostener inclusive a los que no trabajan, a los que no piensan, a los que son ajenos a nosotros. Tal es el caso de la nueva legislación tratándose de seguro de desempleo.

Creo que lo que nos aterra es la manera en la que se aterrizaron estas legislaciones, así como el posible abuso de estos derechos que puede desencadenar en su momento. Como en el caso de España, no queremos que el día de mañana un par de jóvenes utilicen los recursos que le otorgue el Estado para transformarlo en el derecho a holgazanear, ya que los supuestos con los cuales se configura este nuevo marco normativo, en parte lo permiten. En el fondo lo que no deseamos es que se fomente la cultura de la pasividad, en donde contemos con una generación de jóvenes inmaduros ausentes de una ética laboral que sea seria.

“El que no trabaja, no come”, tal ha sido el refrán más sonado de nuestro vecino del Norte, que si bien también cuenta con seguro de desempleo lo implementó después de consolidar una ética laboral en la mente de la mayor parte de la población, a tal grado que casi siempre hay algo abierto en las urbes estadounidense a altas horas de la noche. Si vemos a Europa, empezamos a notar un nuevo panorama, en donde la jornada laboral acaba a las tres de la tarde, y en donde la mayor parte de la calidad de vida que ahora se ostenta recae en una generación vieja, a punto de morir y en pocas mentes muy inteligentes, pero que ya se encuentran exhaustas.

Tratándose de nuestro país en donde estamos acostumbrados a burlar la ley y en donde carecemos de una cultura constructivista, esta propuesta nos pone en una situación incómoda de incertidumbre, pero también, de oportunidad. Estoy en desacuerdo, aunque las respeto, las opiniones que ha vertido en este tema el historiador y novelista Francisco Martín Moreno, ya que con independencia a que se usen recursos del Infonavit para consolidar esta propuesta, no se puede desprender de la misma que esto signifique que se va a detrimento el negocio inmobiliario o el derecho a una vivienda digna. Ambos aspectos tienen que observarse visualizando la economía mexicana desde una óptica sistemática, e integral, y no sólo enfocándose a un factor que de por sí depende de otros tantos a nivel nacional e internacional.

El seguro del desempleo abre la oportunidad a estimular nuestra creciente masa de desempleados para otorgarles una tranquilidad que nunca antes han tenido, la de saber que mañana su dignidad no va a ser mermada. Eso sí, antes, fortalecer esta reforma, para que en el futuro no tengamos una juventud pasiva, y una generación de ancianos exhaustos que los mantienen.

Germán Cardona Müller