Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Seguridad

“La verdadera seguridad es la que se construye en la legalidad. El sistema se sostiene en la credibilidad y en la solidez del estricto cumplimiento de la ley”. Cita textual del Señor Ministro Silva Meza. El señor Ahumada tiene razón, “haiga sido como haiga sido”, el dinero extraviado era suyo y cambió de manos, en su momento con el beneplácito de los que resultaron sus usufructuarios. Y estos siguen tan campantes y sin rendir cuentas. Tantos casos de enriquecimiento ilícito y uso indebido de puesto público pendientes de resolver  -Señor Contador, Srita. Ayón, la cosa no es sólo con ustedes-, la garantía de que ya pagamos más impuestos que antes y no vemos una mejoría en la percepción de la seguridad. Los que ganamos un salario, lo vemos mermado, los que viven del erario han aumentado sus ganancias, ¡y que me desmientan si pueden! En mi familia cercana, llevamos hoy, y seguimos contando, tres robos en lo que va del año, -dos en casa, uno en un cajero automático- y apenas empezamos marzo, y no vivimos en una zona en teoría insegura. El historial de Senadores y Diputados se puede seguir fácilmente para quienes tenemos memoria de sus actos desde tiempos de Salinas de Gortari y un poco más atrás, y no es nada halagüeño. Ni justicia, ni seguridad, ni marco legal que garantice a mis hijos y sus hijos un país donde se pueda vivir y crecer -física, moral y económicamente- con una cierta garantía de seguridad. De acuerdo con la frase con la que abro esta carta, el sistema no se sostiene, y los que lo impugnan tampoco; el señor López Obrador no se tomó el riesgo de ser atendido en los Servicios de Seguridad Social del Estado. Se puso confiadamente en las manos de las “mafias” que tanto ataca. Juego de máscaras, juego de hipocresías, y un país lleno de sinvergüenzas que viven a expensas de los otros. Un país que se nos desbarata entre los dedos. Dios nos agarre confesados.

Francisco Javier Aceves Ávila

• • •

Transporte público

Mucho se ha comentado acerca del transporte público últimamente, confieso que por lo regular me muevo en mi automóvil, sin embargo para caminar, o en su caso para no batallar con el estacionamiento, opto por tomar un autobús, preferentemente de la línea Premier, los que a diferencia de los cajones verdes dizque de lujo llamados Tour nunca me dejan con la mano extendida, veo que los choferes son cordiales siempre. Sin embargo, por necesidad, en días pasados tomé varias veces los llamados minibuses y noté que por lo regular los choferes están estresados, ven al pasajero como un mal necesario y tratan de relacionarse lo mínimo posible, ni voltean a ver cuando se les paga, aunque puedo comentar que cuando se les saluda con cortesía por lo regular sí responden. En una ocasión, se cayó una moneda, y el conductor amablemente me dijo que no me preocupara, que él la recogería después. Por supuesto que también noté la hostilidad del pasajero al chofer, ¿cuándo se perdió la amabilidad de ambas partes? ¿Por qué nos debemos ver como enemigos y personas a las que no quisiéramos tratar? También me pregunto, al escuchar que los van a capacitar, el por qué la mayoría maneja a la ofensiva, echa la unidad a los demás vehículos aprovechando el tamaño de su armatoste. Creo que si todos pusiéramos de nuestra parte se evitarían malos tratos, accidentes y quizá hasta la gente los volviera a ver bien. Por otra parte, veo con beneplácito que se bajó la tarifa hasta que mejoren las condiciones de las unidades y las condiciones de trabajo de los choferes. Bien por el señor gobernador y que no quede solo en un buen propósito, ya empezó, ahora que termine.

Ricardo Velázquez Haro

• • •

140 mil por enseñar pierna

Recién leo una nota de la revista Proceso Jalisco, donde se publica que mediante una solicitud de información que pidieron unos ciudadanos pudieron saber que el gobierno del estado mediante la SSJ, pagó 140 mil pesos a la conductora de deportes de Tv Azteca, Inés Sainz, por dar una conferencia titulada “Estrategias para el éxito profesional, personal y económico”.

Aquí lo interesante sería saber qué le da derecho al secretario de Salud, Jaime Agustín González, para dilapidar grandes cantidades de dinero de todos los ciudadanos en conferencias frívolas que no dejan nada positivo a los ciudadanos, hay millones de mexicanos que no ganan en todo el año lo que le pagaron a la modelo por unos minutos al micrófono, donde solo hablo de moda y su vida personal. Seguramente entre sus estrategias de éxito económico habló de cómo vender el físico, deslumbrando a un secretario de Salud para estafarlo y cobrarle una suma exorbitante del erario público, tan solo por pararse a lucir la mini falda.

Claudio Romero Zavala

• • •

Llamado a la sociedad

Regularmente todas las personas tenemos la tendencia de soportar mucho más de lo que deberíamos, esto lamentablemente fue lo que le sucedió a Karla López Albert, quien lamentablemente falleció en manos del padre del hijo que apenas tenía cinco meses dentro de su vientre.

¿Qué es lo que le  pasa a la sociedad que ha terminado en eso? Llegar al grado de arrebatar una vida solamente para eludir la responsabilidad de ser padre. Es un tema que nos importa a todos porque está entre nosotros, ¿por qué somos tan cobardes y no afrontamos la consecuencia de nuestros actos? Eso no pasaría si todos afrontáramos lo que sucede con nuestras propias decisiones, es atroz esta sociedad, la rapidez con la que tomamos decisiones sin pensar nos orilla a convertimos en lo que no queremos, o soportar situaciones que deben de existir. Y uno se queda sin palabras cuando escucha ese tipo de historias, pero está ahí en la vida diaria, en este caso se ha logrado comenzar con la justicia porque las autoridades han podido hacer algo, pero cuando no, ¿cuántos de estos crímenes se han quedado en el anonimato? No permitamos que más atrocidades pasen, todos compartimos la vida, entonces entre todos hay que cuidarnos.

Miriam Leticia Velázquez Zambrano