Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Reforma político-electoral

La semi-reforma política-electoral del poder ejecutivo es una enmienda transaccional: El reciente decreto presidencial por el cual se “reforman”, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución en materia de política-electoral; resulta que es una simple enmienda transaccional (así lo considero) ya que en su espíritu no retoma los argumentos vertidos en la anterior reforma política impulsada desde la ciudadanía y legitimada por la Cámara de Diputados, donde la inclusión de la figura democratizadora de las candidaturas independientes era una de las premisas. Ante el olvido de dicha reforma política; “en la congeladora” tenía qué suscitarse una reacción de esta envergadura, la cual fortalece la anteposición de una democracia representativa, dejando atrás la tan anhelada democracia participativa. Tal vez se pregunten: ¿Este tipo cómo puede afirmar que la reforma política-electoral  de Peña no es más que una enmienda transaccional? Es tan sencillo contrastar dialécticamente el espíritu de la ya mencionada reforma política (el cual gestaba con el argumento de las candidaturas independientes la auto representación de los apartidistas) con la reelección de hasta cuatro periodos (en el caso de los diputados locales y nacionales), para comprender que al actual poder ejecutivo no le interesan las candidaturas independientes como reforma política elevadas a rango constitucional y sí encontrar las fórmulas para que los cargos públicos puedan ser ocupados hasta cuatro veces consecutivas por los designios de los partidos políticos ofertados en formato de catálogo electoral a los mexicanos. Este formato seguirá siendo designado en la oscuridad de las listas cerradas de los partidos. Por lo cual podemos olvidarnos de las listas abiertas durante un mínimo de cinco años. Cabe destacar que muchos creyentes de la reelección política, consideran que al saberse los políticos partidistas en México que pueden gobernar más de una vez sin tener que buscar otro cargo de representación, opten por lograr la continuidad ejerciendo el buen gobierno, a mí me parece un argumento ingenuo. La enmienda transaccional o semi-reforma político-electoral da un duro golpe a los partidos políticos locales al someterlos a superar el margen del 3% de la votación para seguir obteniendo prerrogativas, a la vez elimina el fenómeno político donde se suscitaba que un partido político al no superar el umbral de representatividad en las elecciones locales perdiera su registro en dicha entidad, también se permite el rol de los medios como poderes fácticos determinantes en las elecciones al no limitar o especificar su participación en las elecciones como actores determinantes y judicializarlo punitivamente.

Destaco de la semi-reforma la creación de la Fiscalía nacional si y solo si esta funge su labor eficazmente. Se fortalece la rendición de cuentas en materia de seguridad con el informe sobre seguridad que se obliga a dar en el Senado al presidente, el semi-presidencialismo con los gobiernos de coalición pero a la vez se fortalece el presidencialismo no especificando a rango constitucional que el presidente también puede ser objeto de juicio político impulsado por el poder legislativo.

Carlos Zaragoza

• • •

Pedir dinero

Por desconocimiento estamos fomentando la parasitosis social. Resulta muy productivo pedir dinero en la calle. Un bote y una etiqueta bastan para pedir una moneda para una institución que no existe. En los semáforos pululan con un bote para centros de rehabilitación de adictos de centros que no existen y los que existen atendidos por personas sin preparación profesional. En lugar de incorporarlos a la vida laboral los vuelven parásitos. Los dueños de estos lugares los mandan a pedir limosna. Sería mejor que les enseñen un oficio y vendan productos. Ahora que tantas organizaciones protegen a los migrantes estamos fomentando que cualquiera se aproveche de la generosidad de las personas. Hasta tienen uniforme, ropa sucia y una mochila. Lo que más me indigna que se estén aprovechando jóvenes de familias con recursos económicos. Los sábados en el paseo Chapultepec, me tocó corroborarlo, niños y jóvenes de clase media alta piden cooperación con engaños para organizaciones civiles inexistentes, un vaso desechable les basta, cuando los cuestioné se pusieron nerviosos y me respondieron: “Es cuestión de fe, si quiere cooperar”. A otro joven le bastó una maceta con una planta. Muy insistente vende boletos a $30 pesos  para un curso que pretende tomar, una verdadera estafa. El monto económico no importa, no se trata de quitárnoslos de encima, se trata de ponerles límites, estamos fomentando la corrupción, la estafa, la parasitosis social, el que vivan a expensas de  otros.  Recuerdo una campaña en Acapulco cansados de tanto pediche: “No fomentes la vagancia no des limosna”. Hagamos consciencia no fomentemos la parasitosis, y la delincuencia, no den limosna, canalicen su generosidad a instituciones reconocidas.

Rosa Chávez Cárdenas