Los correos del público

Los correos del público

Informe y Salud: glosa de un ciudadano

Revisando el informe de  gobierno  en el área de salud, este adolece de indicadores cualitativos para reforzar lo que expresa en el escrito, y si es abundante en numeralia, pero no resiste el escrutinio de puntos clave en salud. Un dato positivo es el operativo Salvando Vidas, que ha logrado reducir 22% el número de muertes ocasionados por conductores alcoholizados, que es la principal causa de muerte de jóvenes en Jalisco. Destaca de ser cierto, la reducción en un 20.5 por ciento la tasa de mortalidad por cáncer de mama y en un 28.6 por ciento la de cáncer cervico uterino, esperamos que esta tendencia se mantenga a los largo del sexenio. Su primera acción como gobernador fue prometer la  construcción del Hospital Comunitario en Tuxpan de Bolaños, y recuperar el proyecto del Hospital Multicultural Comunitario en Huejuquilla el Alto, según él “para abatir la desigualdad en beneficio de una de las regiones más desprotegidas del estado”. Un año después, además de no haber avances en las obras de construcción, revisando la partida 6126 del Presupuesto de Egresos del Estado, que corresponde a la Infraestructura en Materia de Salud, no  se encuentra la asignación de recursos para esta obra en  2013. ¡Fue pura demagogia! ¿Lo habrán hecho para este año? El acceso universal a los servicios de salud es un reto para cualquier administración, el gobierno informa que más de un millón 166 familias se afiliaron al Seguro Popular, un 11.6 % de la  meta programada. ¡Qué bueno! Pero las autoridades confunden afiliación con acceso real y efectivo a los servicios. ¿Dónde están los indicadores cualitativos que muestren efectivamente que reciben atención con calidad y calidez estos afiliados? Más cuando se reconoce que hay un déficit del 20% en medicinas según acepta el mismo gobernador, aun cuando fue una promesa de campaña de garantizar el abasto. La mortalidad materna es uno de los ejes medulares para calificar tanto el acceso como  la calidad a los servicios de salud de cualquier sistema gubernamental y en 2013, Jalisco reportó el fallecimiento de 35 mujeres contra 36 de 2012 durante el embarazo. No se cumplió la meta de reducir este parámetro tan importante, porque cada muerte materna, es el reflejo de la inequidad y  discriminación que mantienen a las mujeres alejadas de la educación, de la toma de decisiones, y coartan sus opciones reproductivas, afectando severamente su salud hasta llegar a la pérdida de su vida. Todo ello pasa por la transversalidad de género que el gobierno debe aplicar como norma en toda política pública.

El embarazo en adolescentes en Jalisco es un tema que crece día con día, durante 2013 en unidades de la SSJ se reportaron 64,436 eventos obstétricos de los cuales 16,611 fueron de menores de 20 años. Muestra que el Estado no asumió medidas tales como prevenir y atender la violencia sexual, impartir educación sexual, garantizar acceso a métodos anticonceptivos, evitar la deserción escolar, garantizar el acceso a la interrupción legal del embarazo. La reaparición del dengue con poco más de tres mil casos y la influenza desnudó el accionar de las autoridades sanitarias, en lugar de ser proactivas, fueron completamente reactivas, más en el caso de la influenza donde claramente se debió haber hecho campañas de vacunación. Y no como lo reconoce el propio gobernador en su informe: “Tomamos medidas iniciando el mes de enero; activamos filtros y tomamos una gran campaña de prevención en todo el estado”, cuando el problema ya estaba aquí.

En la salud mental, específicamente en suicidios, al contrastar los datos de la Secretaría de Salud y el Servicio Médico Forense, existe una diferencia de 100 suicidios, la SSJ reporta 412 contra 513 de SEMEFO en 2013, reflejando otro problema entre las instituciones del ejecutivo, la falta de coordinación  entre ellas o que está fallando el sistema de vigilancia epidemiológica, que es más grave. Finalmente, otro punto básico para verificar el estado de salud de la población, es ver las enfermedades crónicas, como la diabetes, hipertensión y obesidad que año con año se incrementan y no se ven políticas públicas claras que impacten realmente en la reducción de dichas enfermedades. Por lo que el Rumbo al Bienestar, al menos en salud, está lejos en Jalisco.

Jaime Arias Amaral
Miembro del Colectivo de Reflexión Universitaria UdeG

 

Legalización de la mariguana

El PRD en Jalisco puso en el debate la legalización de la mariguana, sin tener claro cómo se diseñaría la ley que regularía el consumo y la venta. Lograron su objetivo llamar la atención. El presidente del PRD Guerrero Fausto, no está bien informado, dijo: “La parte más importante es reconocer al adicto como enfermo, no como delincuente y poder controlar y regular a quienes están por equis o zeta inmersos en el circulo de las drogas” (MILENIO 15 de febrero). Dice además que le agrada el modelo uruguayo para que quien se registre y comercie de manera legal, se le ayude. Bueno, como les falta conocimiento al respecto, llamarles enfermos a los que consumen mariguana cuando en Estados Unidos la venden con fines recreativos, además la mayoría de los presidentes de Estados Unidos han compartido que de jóvenes consumieron mariguana y no se ven nada de enfermos.

Somos sociedades compulsivas y consumistas y tenemos un cerebro altamente adictivo a cualquier conducta y sustancia, la mayoría de personas no puede iniciar el día sin una taza de café, incluso varios fármacos utilizan la cafeína entre sus ingredientes, pregúnteles cómo se sienten el día que no lo consumen, pero el café no está en el debate. Legalizar o prohibir la mariguana para disminuir el narcotráfico en una sociedad consumista, ¿qué pasa con las otras drogas legales e ilegales? Con la pena parece utopía.

Rosa Chávez Cárdenas

 

• • •

 

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.