Los correos del público

Los correos del público

Mentira

Mentira, no es el Chapo. Más bien se parece a Aburto, aquel que disque asesinó a Colosio, que le hagan el ADN, o que le hagan cirugía plástica como al señor de los cielos, o como a Lambada, o como tantos otros que nos han hecho creer que ya lo agarraron, no que era el del avión en Venezuela, igual que Quintero, puros cuentos y atole con el dedo.

Alejandro Hernández Durán

 

La identidad del IFE

El Instituto Federal Electoral (IFE) surgió en 1990, es de la pocas instituciones que cuentan todavía con credibilidad social. Desde su inicio se ha ido desarrollando de manera positiva, al principio era el secretario de Gobernación el que tenía las riendas de este instituto, posteriormente se ciudadaniza, logrando con esto un gran avance en nuestra democracia política electoral.

El IFE ha tenido cuatro reformas desde su creación, la de 1993, 1994, 1996 y 2007, en estas se plasmaron ideas de gente conocedora del tema electoral, de ahí que la modificación que se hizo en cada una de ellas tuviera un impacto relevante. Estos cambios lograron que el IFE se fuera consolidando cada vez más entre la sociedad.

En 1993, el IFE contaba con la facultad para declarar la validez de las elecciones de diputados y senadores, así como expedir las constancias de mayoría para los ganadores y establecer los topes a los gastos de campaña. En la reforma de 1994 se ciudadanizó al IFE, integrando Consejeros Ciudadanos, así como representantes del poder legislativo y de los partidos políticos. Entre los cambios que se llevaron a cabo en 1996, se reforzó la autonomía e independencia del IFE al desligar por completo al Poder Ejecutivo de su integración y se reservó el voto dentro de los órganos de dirección para los consejeros ciudadanos. La última reforma en 2007 tuvo modificaciones importantes como el nuevo Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, se otorgó al IFE atribuciones que tenían como objetivos fortalecer la confianza y la credibilidad de la ciudadanía en las elecciones federales, regular el acceso de los partidos políticos y las autoridades electorales a los medios de comunicación, promover la participación ciudadana en las elecciones, asegurar condiciones de equidad y civilidad en las campañas electorales, transparentar el proceso de organización, entre otras.

La reciente promulgación y publicación de la reforma político electoral, en donde se cambia el nombre del IFE por el Instituto Nacional de Elecciones (INE), me parece que será lento que la ciudadanía se acostumbre a estas nuevas siglas, porque ya tenía bien identificado a su IFE. Sabemos que el ciudadano le tiene poca credibilidad a las instituciones, quitarles aunque sea solamente el nombre, posiblemente las personas podrán sentirse desposeídas de su institución.

Por otro lado, aproximadamente 80 millones de personas cuentan con su credencial de elector, ésta les da también identidad, la mayoría de la gente dice “mi IFE”, o “se me olvidó mi IFE”, es decir, la siente muy propia, han sido bastantes años para lograr que la ciudadanía se identificara con esta credencial. La pregunta es, ¿por qué cambiar algo que ya está en la mente de la sociedad? si le quieren hacer modificaciones a lo establecido pues que lo hagan, pero conservando el nombre que ya está muy permeado entre los electores.

¿Cuántos años van a pasar para que las personas se acostumbren al INE? No lo sabemos, pero lo más seguro es que serán muchos, pero sobre todo, cuánto costará la difusión para que la gente se acostumbre a éste. Se sabe que no es fácil que alguien se identifique con algo, así que la espera será larga para que el electorado se identifique con el ya inminente INE.

Por otro lado, el cambio de credenciales implicará un costo muy elevado, dinero que podría emplearse para llevar a cabo obras que favorezcan al ciudadano común y corriente. Asimismo, el tiempo que transcurrirá para que el electorado realice el cambio de dicha credencial también será mucho, ¿se tendrán para la elección del 2015? ¿Se votará con la credencial actual del IFE, pero con material electoral del INE? ¿Esto no confundirá al electorado al observar dos logotipos y dos nombres? son preguntas que alguien tendrá que responder en su momento. O como diría mi abuela, para qué ir por un camino oscuro teniendo uno ya muy claro ¿No lo creen?

Marcos Antonio Santoyo Bernal

 

Porfiriato en la actualidad

Hola, mi nombre es Viridiana García Zendejas y soy estudiante de tercero de secundaria, quería darles mi opinión sobre un tema que se cree que ya pasó a la historia pero en realidad sigue estando presente en nuestros días, el Porfiriato.

Durante la etapa porfirista hubo profundas diferencias entre las pocas personas que formaban la “élite”, los miembros de la élite poseían las fábricas y los grandes comercios, eran propietarios de las empresas de comunicaciones, controlaban las importaciones y las exportaciones, construían los magníficos edificios y eran los principales beneficiarios del progreso material, mientras por otra parte mucha gente era explotada con largas jornadas de trabajo y una miseria como salario.

Pues todo esto se sigue viendo hoy en día, todas las personas que controlan todas esas empresas y se hacen cargo de las exportaciones e importaciones del país se ven beneficiados mientras hay personas que trabajan y trabajan largas horas y apenas con el salario que les pagan pueden vivir el día, esto es injusto, ver solo que unos cuantos pocos salgan beneficiados, para levantar al país debe haber un mejor trato.

Aun sigue habiendo mucha desigualdad social y nosotros lo estamos permitiendo.

Viridiana García Zendejas, estudiante de tercero de secundaria


• • •

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.