Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

La iglesia y la pedofilia

La iglesia católica siempre ha tenido formidables enemigos, mas sin embargo los ataques hacen poco daño porque  sus cimientos son fuertes y se mantiene firme como una roca,  incluso algunos ataques han sido desde dentro, esos son los más peligrosos, ya sea por gente infiltrada o por los actos de sus propios miembros.

Hablando de estos últimos hay actos de gente de la propia iglesia que han puesto en entredicho a la institución. Me refiero al tema de la pedofilia,  los enemigos externos de la iglesia se han encargado de explotar el tema dándole una publicidad desmedida haciendo del tema una especie de leyenda negra, que no es otra cosa que un gran mito, una mentira repetida cientos de veces, para ver si algo queda.

Entonces cuál es la verdad en este caso. Bueno, es verdad que existen casos de pedofilia en la iglesia, lo que no dicen es que en todas las religiones existen miles de casos, por ejemplo simplemente en Estados Unidos se investigan los casos de más de 50 rabinos judíos que están involucrados en más de 500 casos de pedofilia, 30 casos de pastores cristianos con cientos de casos de pedofilia, podríamos poner cualquier tipo de ministros religiosos y encontraríamos lo mismo, lo mismo pasaría si juntamos en un grupo a todos los abogados, doctores o cualquier profesión y sacamos los casos de pedofilia de ese grupo; los porcentajes serían los mismos.

La pedofilia no es un problema exclusivo de la iglesia, la verdad es que es un problema de todo el género humano, no hay más pedófilos en la iglesia que en cualquier otro lugar. El porcentaje es similar comparado con ministros de religiones que sí permiten el matrimonio, o en cualquier otro lugar; no nos dejemos engañar por gente que odia a la iglesia porque predica todo aquello que va en contra del capitalismo salvaje y el libre mercado.

Ya lo dijo alguien tan congruente como el Papa Francisco: “El capitalismo salvaje es la nueva tiranía, el no compartir con lo menos necesitados también es robar”,  “el capitalismo es un generador de desigualdades y pobreza” eso les duele a la elites del dinero y el poder político, por eso utilizarán todo tipo de mentiras y medios para atacar a la iglesia. Como dicen, hay que tomar las cosas de quien vienen.

Dr.  Julio del Valle Guillén 

• • •

Ansiedad

La violencia, el tráfico, la economía, el desamor, son fuentes de ansiedad, todos, incluso los niños padecen sus efectos. La ansiedad participa directamente en producir desórdenes psicosomáticos, tensión, miedo, irritabilidad, falta de concentración, alteraciones del sueño. Cuando no le prestan atención, la ansiedad se incrementa al grado de presentarse ataques de pánico y hasta crisis psicóticas. Es para controlarla que la mayoría se automedica, ingieren drogas o adquieren conductas compulsivas, resulta increíble que muchos médicos no le den importancia. En mi práctica como psicóloga me causan frustración los malos diagnósticos. Como el caso de Pepe, padece ataques de pánico, el médico se precipitó y  le practicó la cirugía del reflujo (el Nissen, fondo aplicación), como seguía con los síntomas, acudió con otro gastroenterólogo mucho más ético, le dijo que sus síntomas eran psicológicos, que no hubiera necesitado la cirugía, el hubiera no existe. La cirugía tiene efectos secundarios, únicamente para quienes agotaron todas las recomendaciones, como dormir con la cabecera más alta, aprender a relajarse, no fumar, no beber refrescos y alimentarse sanamente. Pepe continúa con ataques de pánico, permanece dentro de casa, padece “miedo al miedo”. Es como llorar antes de que le peguen. Sin saber cómo resolver sus miedos, interrumpió sus estudios, uno más de los ninis. Los ataques de pánico son poco comprendidos y tan mal atendidos, los hombres corren al hospital pensando que les dará un infarto y a las mujeres las llaman histéricas. Muchos médicos les dicen que no tienen nada y los afectados peregrinan de consulta en consulta, gastando en estudios clínicos con la esperanza de un diagnóstico y un buen tratamiento. Son clientes potenciales de los charlatanes que ofrecen curaciones mágicas. Sin la atención adecuada la ansiedad se incrementa y al no recibir atención profesional se presentan crisis psicóticas y hasta el suicidio. Nos falta cultura, la mente psíquica, es malamente atendida, casi menospreciada. “Es solamente psicológico”, lo que significa con frecuencia, no es nada. Las emociones reprimidas, se somatizan en el cuerpo, son distractores, autoengaños de los problemas que en verdad nos aquejan.

Rosa Chávez Cárdenas