Los correos del público

Los correos del público

Cenaduría en la vía pública

Menuda sorpresa fue encontrarme una cenaduría en pleno centro histórico de Sayula, más sorpresa ver al dueño de la misma, el dos veces ex regidor del municipio y a su vez, ex responsable del la comisión de desarrollo económico del mismo, el señor Mauricio Munguía Anaya.

Dicha cenaduría, le recuerdo al señor ex regidor, asentada en plena vía pública, necesita cumplir con los siguientes requerimientos claramente estipulados en sus respectivos marcos legales. Primero, debe de cumplir con las disposiciones relativas a la comercialización y venta de alimentos en la vía pública comprendidas en el capítulo XVII de la Ley Estatal de Salud. Segundo: debe contar con el permiso del pleno del Ayuntamiento, del encargado de Hacienda Municipal, de la oficina de reglamentos, del administrador de mercados y tianguis y por último del juez municipal. Tercero: debe cumplir con  los ordenamientos municipales, contar con su licencia municipal que acredite el pago de derechos correspondientes para la comercialización de alimentos y bebidas, derecho de piso. Cuarto: debe cumplir con las disposiciones del reglamento de tránsito. Señor ex regidor, le recuerdo que existen disposiciones legales que debe usted de cumplir,  no puede ni debe obstruir una vía pública con  una, con varias mesas. Quinto: debe contar con su alta respectiva ante el SAT y pagar sus respectivos impuestos.  Sexto: Debe cumplir con las disposiciones de protección civil del estado.

Lo invito a que cumpla con sus obligaciones, las cuales, dado que ha estado en dos periodos como regidor, debe usted de conocer y respetar.  Debe usted, como todos nosotros, cumplir con todas las disposiciones legales a las que está obligado.

Dejo a las autoridades correspondientes, verificar y en su caso, sancionar o apercibir, según sea el caso,  a dicho ex funcionario público, por alguna o algunas omisiones a las que pudiese haber incurrido.

Federico González Alfaro

***

Y nosotros los de a pie ¿cuándo veremos algo?

Planes para mejorar (en su macroeconomía) al maltratado estado de Michoacán. ¡Excelente y necesario!...Luego leo la denuncia en la sección “Los correos del público” del asalto sufrido en la calle de una cirujano especializada en Oncología de cabeza y cuello, recuerdo los dos asaltos sin violencia que he sufrido en mi domicilio (saltándose la barda se han robado dos bicicletas), veo la nota del asesinato de la pareja canadiense en Chapala a pesar de haber fotos desplegadas de los sospechosos de los robos en la zona...Y recuerdo a los otros criminales que con foto y todo siguen tan campantes: los diputados que metieron de contrabando al señor Godoy para que obtuviera fuero constitucional que le permitió evadir la justicia y que con un “usted disculpe” evadieron todo cargo, el diputado local del Partido Verde que en su momento presentó un reporte de autoridad federal que decía que la camioneta que le había sido asignada fue pérdida total en un accidente, luego la quiso comprar y finalmente la devolvió dejándola en el estacionamiento... Los vergonzosos tejemanejes de la anterior y la actual Legislaturas estatales...Los ciudadanos de a pie, ¿cuándo veremos que un culpable es tratado como tal? Aplíquese la justicia, que lo demás vendrá por añadidura...Pero esto es cuestión de actitudes. Hay que querer hacerlo y no creo que a los encargados de velar por nuestros intereses, que hacen fiestas privadas con dinero público en recintos públicos, les importe hacer lo correcto. Y el colmo es que tienen aún la desfachatez de cantar las rancheras (hay nota periodística que así lo afirma)... estoy seguro que mal, porque si no andarían en la farándula y no en la política.

Francisco Javier Aceves Ávila

***

Diferencias entre partidos

Todavía el año pasado platicando con un amigo constructor me decía que no había diferencia con un gobierno panista, perredista o priista, que todos robaban. Dicho sea de paso, esta es la imagen que tienen de los políticos muchísima parte de la población; pues la terca realidad le ha hecho cambiar de parecer.

Con otros gobiernos conseguía muchas obras, sabía que había que rebajar un 10 por ciento al costo con que había ganado el concurso de obra para repartirlo a funcionarios de gobierno, aun así te exigían calidad, todos ganaban incluso la comunidad porque se hacían buenas obras y alcanzaba para más.

A partir de que llegó el PRI a la gubernatura empezó a conocer otra realidad, ahora que volví a verlo me dice, estos priistas vienen a robar a manos llenas, se quieren quedar con todo, te exigen el 40 o el 50 por ciento y les vale un cacahuate la calidad de la obra, con eso y el aumento de impuestos, es trabajar de gratis, ahora imagínate si encima te llega un extorsionador del crimen organizado, mejor cierro mi negocio.

Así están las cosas, mi amigo aprendió que el PRI no hace anda con medias tintas en eso de la corrupción, y eso está provocando el cierre de empresas y la pérdida de fuentes de empleo. Bien dicen que nadie aprecia lo que tiene hasta que lo ve perdido.

José de Jesus López Contreras 

***

Del Babaz al Babas

Primero fue el procurador de justicia de Peña Nieto en el Estado de México  Alberto Babaz que mas bien sería  “el babas”  que no pudo encontrar a la pequeña Paulette dentro de su misma casa con 50 agentes especiales. Ahora, su substituto en el puesto que fue llamado como comisionado especial para el caso Michoacán, Alfredo Castillo, se reúne con un narco conocido como “El abuelo” platicándole todos sus planes confundiéndolo con un jefe de autodefensas.  A cual más de “babas”.

Estos agentes especiales de Peña Nieto son tan patéticos que me recuerdan las películas de Viruta y Capulina o Pepito y Chabelo contra los monstruos. Me causarían mucha risa, si no fuera porque hablamos de cosas muy serias y hablamos del sufrimiento y dolor de mucha gente que queda en manos de gente tan inepta.

No sé lo demás, pero da miedo que nuestra seguridad dependa de este tipo de gente, imagínense: si esos son los meros jefes, cómo estarán los demás.

Benito López Arteaga

***

Padeciendo el frío de la mañana

Un hombre mayor, en estado de indigencia, se cubre y se refugia al pie de la puerta cerrada del templo de San José de Gracia, en el Centro de la ciudad de Guadalajara. Aunque la temperatura ha subido, todavía hay personas que sufren las inclemencias del clima.