Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Los vacíos de poder en Michoacán

Miguel Ángel Patiño, obispo de Apatzingán: “Michoacán ya se convirtió en un Estado Fallido en poder del crimen organizado”; “Los grupos criminales: Familia Michoacana, Zetas, Nueva Generación y Caballeros Templarios, principalmente, se lo disputan (al estado) como si fuera un botín. La costa: para la entrada de droga y los insumos para la producción de las drogas sintéticas; La Sierra Madre del Sur y la zona aguacatera: para el cultivo de mariguana y amapola, el establecimiento de laboratorios para la producción de drogas sintéticas y refugio de criminales; Las ciudades más importantes y todo el Estado: para el trasiego y comercio de droga, “venta de seguridad” (cuotas), secuestros, robos y toda clase de extorsión”. Luisa María Calderón, ex candidata a gobernadora: “En Michoacán los ciudadanos se hartaron de ser una esclavitud nueva”; “La policía está bajo el mando de la delincuencia organizada desde hace muchos años. Hubo una modificación del código penal y de la Constitución para que la persecución de este delito fuera también competencia de estados y municipios. A partir de ahí, la delincuencia organizada, sabiendo que la policía municipal los va a perseguir, los coopta, se adueña de ella; a los alcaldes los obligan a poner en los mandos a gente de ellos, les sirven de informantes, les abren paso…En nuestro estado la policía obedece o depende del crimen organizado; “Está además la policía estatal, ministerial, que desde hace dos o tres años tiene involucrados a muchos de ellos, delinquen, asaltan”. Milenio: “Toman federales la mina de oro de los Templarios”; “Los Criminales optaron por asentar en Lázaro Cárdenas sus actividades ilegales que combinan con el lavado de dinero a través de actividades legales tan diversas como estas”: adquisición y alquiler de inmuebles y vehículos, compra venta de ganado, importación de ropa china a través del puerto que posteriormente es llevada a Guanajuato para su re etiquetación, compra de llantas coreanas para tracto camiones, para obligar a todos los transportistas a comprarlas y usarlas en sus miles de unidades, compra de obsidiana a Guatemala para elaborar artesanías que posteriormente expenden, exportación de minerales hacia China, operaciones portuarias de contenedores, operaciones con empresas navieras transportistas de contenedores, cobro de cuotas a empresas que participan en licitaciones en todo Lázaro Cárdenas, cobro de extorsiones a gasolineras, cobro de extorsiones a tiendas de abarrotes, instalación de maquinitas tragamonedas, extorsiones a sindicatos, extorsiones a bares, restaurantes y cafeterías, extorsiones al municipio para realizar obra pública, extorsión directa al ayuntamiento, extorsión a rastros, extorsión a transportistas y choferes, cuotas por fletes y empaques, extorsiones al pequeño comercio, incluidos puestos ambulantes y tianguis, venta de discos pirata, multas a quien venda sin su “permiso”, “aportaciones” de prostíbulos, exportación de droga a los Estados Unidos.

Esto se llama un estado fallido, un estado, donde el gobierno ha perdido por completo el control, donde ha sido desplazado de sus funciones, donde no es capaz de brindar seguridad, un estado en el papel; el poder se concentra en la delincuencia organizada.

El gobierno mexicano debe hacer inmediatamente su tarea. No se puede permitir que ningún estado caiga en manos de la delincuencia organizada. O hace el gobierno mexicano sus labores propias inmediatamente o después no se sorprenda que vengan a hacerle su tarea.

Federico González Alfaro

• • •

El informe que nunca se dio

Si bien es cierto, el nuevo formato de presentación del informe de gobierno a la sociedad por parte del gobernador Aristóteles Sandoval fue novedoso, no cumplió con lo fundamental: dar a conocer a los ciudadanos cómo se encuentra realmente el estado de Jalisco en este momento. 

No escuchamos a los miles de campesinos que se encuentran en una verdadera situación crítica por los precios de sus productos. A los familiares de las víctimas del transporte público, que de paso se dio el lujo de aumentar el precio del transporte. A los miles de estudiantes que no encontraron espacio en la máxima casa de estudios de Jalisco para continuar su formación académica. Y lo más importante, no escuchamos a todos los que sufren de desempleo y no encuentran un lugar donde poder trabajar. 

El informe que dio a los representantes de distintos órganos de la sociedad y empresarial fue meramente de compromiso, en los cuestionamientos no respondió directamente y se limitó a  decir solamente lo que está por hacer y no lo que dejó de hacer.  

Todos los que tenemos la gran fortuna de laborar, cuando nuestro jefe o superior nos pide resultados de nuestro trabajo, nos esforzamos en entregar lo mejor posible los resultados de nuestras actividades y, obviamente, en caso de no cumplir con las expectativas nos llevamos tremenda regañada y de paso el despido laboral. ¿Acaso Aris no es nuestro empleado? No olvidemos que es un servidor público y como tal nos tiene que dar cuentas de sus actividades, recibe un muy alto sueldo y al parecer no ha cumplido; ojalá lo pudiéramos despedir ¿no?

Es más, parece que el gobernador fue víctima de sus propias promesas de campaña que él mismo sabía que jamás podría cumplir. El ganón de todo esto es Enrique Alfaro: los priistas le están dejando “planchado” el camino para ser el próximo presidente municipal de Guadalajara.

Tanto que criticó en su tiempo a los panistas y está destinado a ser uno más de los tantos gobernadores que ha tenido Jalisco, entraron triunfantes, con muchas propuestas e ilusiones para los tapatíos y salieron por la puerta de atrás dejando el recuerdo solo de su pésimo trabajo. Ojo, mi estimado Aristóteles, un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse, no para hundirlo más en sus problemas…  

Lic. José Miguel López de la Torre