Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

En la guerra y en el amor

Lo demostró primero Julian Assange, lo confirmó Edward Snowden, Estados Unidos y sus múltiples agencias de seguridad nos espían y recopilan información de nosotros a cada momento. Assange en su sitio de Wikileaks nos mostró con  “cablegates”  los archivos que desnudan cómo presionan a todos los gobiernos del mundo para imponer las políticas que convienen a su gobierno y sus empresas; con “Spyfiles” nos mostró las decenas de empresas en el mundo que venden software para espiar a millones de personas fácilmente introduciéndose en sus computadoras, teléfonos  y todo tipo de aparatos de última generación. Snowden nos confirmó que nos espían a todos y que además obligan a los sitios más comunes de redes sociales a dejarles puertas traseras para recopilar todo tipo de información y hacer realidad el sueño de la CIA, una especie de base de datos mundial con los detalles de cada persona en el mundo además barata, ya que cada quien introduce sus propios datos para ser fichado, cada que usamos facebook, twitter, google, youtube, whatsapp estamos agrandando esa base de datos. ¿Para qué quieren esos datos las agencias de seguridad estadunidenses? Simple: cuando una persona adquiere importancia para el gobierno de Estados Unidos, ya sea para mal como un terrorista o para bien como alguien que aspira a ser presidente, revisan la base de datos y los usan para actuar a conveniencia. Como uso secundario, pero no menos importante es conocer las costumbres de cada persona y utilizar esa información como una ventaja para que sus empresas prevalezcan. Los adalides de la legalidad son delincuentes en las sombras, a lo mejor piensan que esto es una guerra y ya saben lo que dicen: en el amor y en la guerra  todo se vale.

Gabriel Jiménez Hernández

• • •

Vía crucis

Soy una ciudadana que paga sus impuestos puntualmente y que con amabilidad y oportunidad reporta a las autoridades correspondientes cualquier falla en el sistema de agua y alcantarillado, iluminación pública; siempre pendiente de la limpieza y buen cuidado de parques y jardines, en fin, una ciudadana involucrada en el apoyo a autoridades y con un alto grado de participación ciudadana. Ahora que requiero completar un trámite, acudo a usted, alcalde Ramiro Hernández, para comunicarle la aberrante situación con la que me he encontrado en la Secretaría de Obras Públicas de Guadalajara, a cargo del Arquitecto Carlos Felipe Arias García. Desde el mes de Octubre del 2013 y con el expediente núm. 13/4981  ingresé un trámite de “Dictamen de Uso de Suelo y Trazos Específicos” con el fin de reparar el techo de mi propiedad en Jardines del Sur (Isla Pomona 3439 A) para el empaque y comercialización de productos naturistas.  Como antecedente, el predio cuenta ya con una licencia municipal para un anterior taller de rectificación de motores ubicado en ese mismo predio.  Más aun, al ingresar el trámite en el portal de la Secretaría en cuestión, el dictamen aparece como “PROCEDENTE”, por lo cual sorprende que no se me entregue dicho dictamen por estar el documento en una especie de “limbo” burocrático al no tener la rúbrica del secretario. Llamo y acudo regularmente para revisar inútilmente “si ya salió la firma” como me lo aseguran y prometen desde hace semanas.

Es interesante que cuando acudo siempre  me remiten siempre a la Oficina del Secretario, donde el Secretario Adjunto, el ingeniero Oscar Amador, como su asistente la licenciada Lomelí –debo admitir que con mucha amabilidad y prestancia- me dan las siguientes respuestas: el Secretario no ha firmado nada en meses,  tiene tres cajas de cosas que firmar en la Sala de Juntas y no tiene tiempo de hacerlo,  el Secretario está en reuniones, están revisando los planes y no puede firmar y la muy trillada, el Secretario no está o ya merito firma, pero la verdad tiene mucho que hacer y no puede firmar, pues ya se le acumularon miles de dictámenes...  ¿Qué me recomienda? Como ciudadana que participa siempre en asuntos de nuestra comunidad, me veo en la necesidad de externarle lo anterior. Si nos pide el licenciado Aristóteles Sandoval abrir fuentes de trabajo… ¿cómo le hacemos? 

Carmen Herrera Dania

• • •

Cuando pierdes lo que tienes

Los grupos autodefensas no son un gusto ni rebeldes sin causa ni revolucionarios, son gente de bien que vieron violados todos sus derechos y la autoridad nunca hizo nada, era inexistente o estaba coludida con los delincuentes. Las autodefensas son las víctimas que se cansaron de ser víctimas, además de  que ya tenían poco o nada que perder. El gobierno tiene una deuda con ellos, debe ayudarlos a volver a empezar a recuperar la confianza en las autoridades, solo de esta manera se recuperará la calma en Michoacán y en otras entidades donde la gente empieza a perder la paciencia por tanta inseguridad.

Fabián Torres Hernández