Los correos del público

Los correos del público

La gran orgía capitalista

Durante la reunión del foro económico de Davos, a la que bien podríamos llamar simplemente la gran orgía capitalista, el presidente del 38% de los mexicanos, Enrique Peña Nieto, declaró que “México es un país abierto al mundo, promotor del libre comercio y una de las economías más abiertas”, en otras palabras aquí está su “querida”  abierta de patitas para lo que se les ofrezca.

México va a Davos solamente a ofrecer su materia prima y su mano de obra barata, es como decir vengan a explotar México mientras ustedes se hacen ricos transformando esa materia prima con sus tecnologías avanzadas, nosotros estamos felices quedándonos con las migajas.

Hay que reconocer que los presidentes mexicanos tienen poco de dónde elegir, nos condiciona demasiado nuestra vecindad con Estados Unidos, pero bien podrían elegir un camino menos entreguista, más digno, lo que hoy están haciendo es asegurarse que seguiremos siendo de por vida la “chacha” del patrón, en lugar de invertir en prepararnos para ser pioneros en avances y tecnología, sacando provecho de nuestros propios recursos, sin intermediarios que se lleven el valor agregado de nuestro trabajo, así por lo menos sabríamos que vamos en el camino correcto y que en un futuro podríamos mirar de igual a igual a nuestros vecinos del norte.

Edgar Ernesto López Carrillo

 

Transporte

Los camioneros se salieron con la suya incrementando la tarifa de 6.00 a 7.00 pesos y como siempre prometen mejorarlo y lo único que cambia es la tarifa, ¿cuándo van a mejorar el servicio? Porque en vez de mejorarlo, cada día está peor, los vicios y anomalías siguen, operadores majaderos, déspotas y hasta agresivos con los usuarios, fuman como cuacos apestando a cigarro el camión, ¿transporte público libre de tabaco? ajá cómo no, se nota que los inspectores se hacen pendejos, con recibir llamaditas no es suficiente, ¡súbanse a los camiones y vean! Niegan la parada, alteran derroteros, apartan con cadenitas los asientos de adelante para sus amiguitas, ponen música de banda a todo volumen, los camiones están sucios y apestosos, dan frenones y arrancones a cada rato y la lista es larga. Aristóteles, te pregunto ¿de a cómo fue la mordida? Porque de que las diste, las diste.

Invito a los altos funcionarios de gobierno que dejen en casa sus lujosos vehículos y se muevan en camión nada más para que vean la realidad que vivimos día a día, la desgracia de tener que usar este nefasto transporte público. ¡No al incremento a la tarifa! ¡Ya basta de darnos gato por liebre!

Humberto Rafael Rivadeneyra Garza

 

Francisco I y Pablo VI

I regret my abortion, son las pancartas que se leen en la Marcha por la Vida en Washington que el Papa Francisco apoya abiertamente; por el contrario, Barack Obama renovó su compromiso a favor del derecho a la interrupción de embarazos no deseados al cumplirse 41 años del fallo judicial por el que es legal esta práctica en Estados Unidos (MILENIO JALISCO, 23/01/14).

La paradoja se encuentra en que después de haber ejercido plena libertad sobre sus cuerpos, las manifestantes se lamentan del aborto sin considerar que seguramente habrá quien no esté de acuerdo en la recaída de penalizarlo. La seguridad existencial que proporciona el ejercicio de derechos humanos no está diseñada para proteger a las personas en sus decisiones contradictorias ya que, seguridad sin libertad –como en Cuba-, y libertad sin seguridad existencial –como en México, con la notable excepción del DF- son dos valores opuestos que no son mutuamente excluyentes, aunque su conjugación no sea fácil.

El Papa Francisco continúa en la tradición de Pablo VI que en 1968 promulgó la encíclica Humanae vitae donde se consideró moralmente legítima la sexualidad vinculada solo a la reproducción (Hans Küng, ¿Tiene salvación la iglesia? Ed. Trotta, 2011).

La secularización de mundo, que se inició con la Ilustración, ha penetrado en todas las culturas gracias a la aculturación pragmática que ha facilitado que libertad y seguridad existencial sustituyan a la salvación como única explicación en un mundo plural pues, cultura es un sistema ordenado de símbolos -como la libertad de mandar en el propio cuerpo- que guían la acción social  de los actores individuales, y de los patrones de instituciones -como las del Estado de Bienestar- del sistema social.

Emilio Pérez Ramos

 

Juicios que emiten desde La luz del mundo

Desde  hace tiempo, se vienen publicando en MILENIO diversos artículos firmados por Sara Pozos en los que con dedo flamígero señala temas relacionados a la Iglesia Católica, y muy especialmente al Vaticano. En las últimas semanas se han recrudecido sus críticas acusando en numerosas veces a la Iglesia Católica de actos de corrupción y pederastia. Generaliza, arguye y juzga muchas veces maliciosamente sin fundamento y en otras ingenuamente repite lo que ya todos conocemos por medio de los periódicos.  Con el debido respeto, creo que hace Sara Pozos mal uso de la libertad de expresión y mejor haría en adentrarse y tratar de resolver la problemática que existe y se conoce desde hace varios lustros dentro de la  secta religiosa a que pertenece, La luz del mundo, por ejemplo, la autoridad y exclusividad que al parecer tienen sus líderes con las jovencitas que forman esa secta formada por cierto apenas hace unos años.

Sin el ánimo de establecer una polémica, Sara Pozos debería de tratar de no resucitar prácticas inquisitoriales y dirigirse con más respeto hacia los millones de personas que formamos a la Iglesia Católica y abordar temas propositivos y no de estéril, inútil e improductiva crítica. Es por demás obvio que en una institución con más de mil millones de creyentes en todo el orbe y a lo largo de más de dos mil años existan problemas, afortunadamente tal como dicen las Sagradas Escrituras: “El infierno no podrá prevalecer contra de ella”. Por último, debe saber Sara Pozos que la Iglesia Católica está fundada en la fe de San Pedro, no en su debilidad humana. No son las cualidades humanas ni los defectos humanos los que dan fuerza y crecimiento o le restan mérito y fecundidad a la misión de la Iglesia Católica, a las misiones de cada trabajador de la Iglesia en concreto, y lo somos todos, sino la fe de los sujetos que encarnan esas misiones.

Francisco Javier Hernández R.


• • •


Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.