Los correos del público

Los correos del público

Ingenio de Tala cerrado

Por cuestiones climáticas el ingenio de Tala cerró sus puertas a los tres turnos para los obreros, eventuales y de confianza y también cortadores, gorderos, traileros, troqueros, tractoristas, etcétera. Se vieron afectados además de toda la zona Valles ya que dicho ingenio mueve la economía de la región y es porque las miles de hectáreas están sembradas de caña de azúcar y si el ingenio para también la economía para; recordemos que se ahorraron 400 millones de pesos por la baja en el precio de la caña y con 100 millones les pagó a todos los cañeros de la región en la zafra pasada así que esos 400 millones hicieron falta a todo mundo.

Pero el ingenio siempre gana, como inició un mes antes la zafra acaba de vender un barco lleno de azúcar a China con 27 mil toneladas y fue cargado en el puerto de Manzanillo y así se generó mucho trabajo para los traileros y por esto los obreros esperan mejores utilidades o cómo se entiende que un ingenio chico como el de Ameca a sus trabajadores y empleados les haya repartido cerca de los 28 millones de pesos y el de Tala, que cada año rompe récord de zafra, nomás les dio 7millones 700mil pesos, pero esta situación es cada año que nunca hay, según ellos, bajas utilidades y por eso dan muy poquitas utilidades y que tampoco digan que no se vende el azúcar, hay mas de 1300 millones de chinos.

En la huelga pasada que los obreros cerraron el ingenio una noche como a las 2 de la madrugada llegaron policías, autoridades, tránsito y un influyente funcionario de parte del gobierno y les quitaron  a los obreros los carros y camionetas que tenían tapando las entradas como si nada, hasta corrieron a los líderes del sindicato azucarero que por revoltosos y esto cuándo se había visto en Tala que el ingenio pisoteara a los obreros tan feo; el antiguo dueño don Ismael Ochoa jamás trató tan mal a los obreros; sí les exigía, pero era una persona socialmente responsable con la gente, pero estos nuevos dueños, los Gallardo nomás vénganos tu reino y los demás que se mueran de hambre.

Mario A. Rodríguez

 

¿No les parecen demasiadas fiestas?

Octavio Paz, un autor mexicano, que por cierto, no es del agrado de mi papá quizá por ser español, no quiere que le apliquen el artículo 32, pero que su servidor lo encuentra imprescindible; no siempre estaremos de acuerdo con nuestro respectivo viejo. Paz, narra, como ninguno, la afición del pueblo mexicano a las fiestas.

A propósito del fin de año, permítanme hacer un resumen del Laberinto de la soledad: “El solitario mexicano ama las fiestas y las reuniones públicas. Todo es ocasión para reunirse. Cualquier pretexto es bueno para interrumpir la marcha del tiempo y celebrar con festejos y ceremonias hombres y acontecimientos.

“En pocos lugares del mundo se puede vivir un espectáculo parecido al de las grandes fiestas religiosas de México, con sus colores violentos, agrios y puros, sus danzas, ceremonias, fuegos de artificio, trajes insólitos y la inagotable cascada de sorpresas… que se venden esos días en plazas y mercados”.

“Nuestro calendario está poblado de fiestas. Ciertos días, lo mismo en los lugarejos más apartados que en las grandes ciudades, el país entero reza, grita, como se emborracha y mata…una multitud enardecida efectivamente grita por espacio de una hora, quizá para callar mejor el resto del año”.

“Son incalculables las fiestas que celebramos y los recursos y tiempo que gastamos en festejar”. “Nuestra pobreza puede medirse por el número y suntuosidad de las fiestas populares”.

“En ocasiones, es cierto, la alegría acaba mal: hay riñas, injurias, balazos, cuchilladas. También eso forma parte de la fiesta. Lo importante es salir, abrirse paso, embriagarse de ruido, de gente, de color”.

“Las ceremonias de fin de año, en todas las culturas, significan algo más que la conmemoración de una fecha. Ese día es una pausa; efectivamente el tiempo se acaba, se extingue.  Los ritos que celebran la extinción están destinados a provocar su renacimiento: la fiesta del fin de año es también la del nuevo año, la del tiempo que empieza”.

“En ciertas fiestas desaparece la noción misma de Orden. El caos regresa y reina la licencia. Todo se permite: desaparecen las jerarquías habituales, las distinciones sociales, los sexos, las clases, los gremios. Los hombres se disfrazan de mujeres, los señores de esclavos, los pobres de ricos”.

“Se cometen profanaciones rituales, sacrilegios obligatorios. El amor se vuelve promiscuo. Se violan reglamentos, hábitos, costumbres”. “Si en la vida diaria nos ocultamos a nosotros mismos, en el remolino de la fiesta nos disparamos”.

Qué razón tenía Paz. En fin, fiesteros aunque en la miseria estemos.

Federico González Alfaro

 

Año perdido

Otro Año Perdido para Chivas: en lugar de reforzarse terminó con peor plantel que el año pasado, sin portero ni defensa confiable, sin un organizador y con demasiados delanteros; no hay equilibrio, de nada servirá meter goles si la defensa es una coladera, si no hay un jugador en media cancha que desequilibre los delanteros tendrán muy pocas oportunidades.

Cada que comienza una temporada pareciera que quien hace las contrataciones es el peor enemigo de Chivas, es increíble que no inviertan en un defensa central de jerarquía y experiencia, tipo  Héctor Moreno que ponga orden y organice a los jóvenes, o un medio desequilibrante tipo Bofo en sus buenos tiempos o Luis montes del León, un portero que dé tranquilidad a la defensa, hay muchos muy buenos y de experiencia que ni siquiera juegan en sus equipos.

Pobres de mis Chivas , ni siquiera un esquema definido tienen, no saben a qué juegan, mucho menos tendrán una mecánica de juego, si le agregamos que los árbitros les pitan dos partidos pésimos por uno más o menos, pues ya estuvo que más que pensar en un campeonato habrá que estar preocupados por el descenso.

Luis Óscar Partida López 

 

Gasolinazo y revolución

Nuevo Gasolinazo y aumento al doble de lo que ya estaba aumentando, ahora tendremos que pagar $12.32  pesos por litro de gasolina magna, mientras en Estados Unidos pagan 11.48 pesos por litro.  Pagamos 80 centavos más por litro que en Estados Unidos cuando siempre nos decían que la gasolina subía porque tenían que cobrarla a precios internacionales.

Se cae a pedazos la mentira de que tenemos gasolina subsidiada, si multiplicamos los 70 mil barriles de gasolina que se consumen diario en el país, por 100 litros de contenido y los multiplicamos por 365 días del año, son alrededor de 20 mil millones de pesos que recibe extras en gobierno y nadie sabe dónde quedan.

Qué ironía, somos un país petrolero que paga la gasolina más cara que el precio internacional; eso sí, a la hora de pagar sueldos nadie piensa en igualarlos al precio internacional. No sé qué nos pasa a los mexicanos, las afrentas se acumulan y nadie protesta, en cualquier otro lado ya se estaría armando una revolución.

Ricardo Segura Gomez


Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.