Los correos del público

Los correos del público

Juventud: Indignación incomprendida

Recientemente, México ha sido catalogado como el país más corrupto de América Latina y también con una imparable desigualdad social, lo anterior se suma a la crisis de inseguridad y escándalos de enriquecimiento ilícito de algunos miembros de la clase política. Las dificultades económicas que nos castigan casi a todos los sectores de la población; la degradación ambiental por contaminación y pérdida desmedida de bienes naturales; la falta de cobertura educativa para los jóvenes, todo  ello, conforma un escenario adverso que se convierte en detonante de indignación, desesperanza e irritación de miles de jóvenes. ¿Cómo no vamos a verlos exasperados ante la incertidumbre de su futuro? El sector de la sociedad más sensible por su nivel de desarrollo y socialización, son los jóvenes. Quienes niegan esta etapa de la vida, olvidan su pasado y no reconocen el estado emocional por el que pasamos ineludiblemente.

Lo acontecido a las afueras del Congreso del Estado de Jalisco en la sesión que aprobó la reforma energética, -caso polémico y de mucho debate nacional entre sectores académicos, económicos y políticos- fue lamentable. Ahí observamos a jóvenes desbordando sus sentimientos de desaprobación y cometiendo excesos que resultaron en daños -los mediáticamente más vistos- a una ventana y vehículos de los diputados.

Desde luego, el hecho debe ser reparado y para los jóvenes las dificultades en que se encuentran deben traducirse en una experiencia aleccionadora de vida. Lo que no es válido éticamente es convertir el asunto en una disputa partidista, que se criminalice la protesta como una vía de expresión legítima y peor aún, se exhiba a los muchachos como si fueran peligrosos delincuentes.

La mayoría de ellos son auténticos estudiantes que leen, se informan  y se preocupan porque las decisiones que están tomando ahora los adultos no sean las más adecuadas tratándose de un tema tan crucial como el petróleo, energético no renovable que más pronto que tarde se agotará, que es además una importante fuente de divisas para el país. Los jóvenes conocen de la escandalosa y ofensiva corrupción en PEMEX, saben que las ganancias serán aprovechadas por capitales extranjeros en detrimento de la estabilidad económica y la soberanía nacional. Que los mexicanos sí podemos robustecer con nuestras potencialidades y una ética patriótica a PEMEX.

Criminalizar a los muchachos cuando no son miembros de la delincuencia organizada, ni delincuentes de cuello blanco que han atesorado fortunas por corrupción, es a todas luces desproporcionado.

No debemos negar que en todos los tiempos la protesta juvenil ha marcado a muchos, incluso algunos de los que hoy son actores sobresalientes de la política.

Aún recuerdo siendo estudiante cuando se paralizó a esta ciudad con la “ponchada de llantas” y “secuestro” de camiones en protesta contra el alza al transporte público; o más reciente, cuando en una manifestación a los chavos se les ocurrió lanzar “naranjazos” a la fachada de Palacio de Gobierno quebrando vitrales con valor histórico, muchas más situaciones han vivido las generaciones ante circunstancias desfavorables.

En un país con tantas dificultades y razones por las que se indignen nuestros hijos, no esperemos menos, lo peor de una sociedad es ver a sus jóvenes callados y apáticos. Hago memoria de la visita a nuestra Alma Mater en 1972, de un gran estadista y luchador latinoamericano, el Dr. Salvador Allende y  de su ilustre y extenso discurso, cito: “…la juventud de Latinoamérica, tiene una obligación contraída con la historia, con su pueblo, con el pasado de su patria… ¿Cómo un joven no va a mirar, en el caso de México, a Hidalgo o a Juárez, a Zapata o a Villa, o a Lázaro Cárdenas? ¿Cómo no entender que esos hombres fueron jóvenes también, pero que hicieron de sus vidas un combate constante y una lucha permanente?

 ¿Se acuerdan, espero que tengan memoria?…

Jaime Eloy Ruiz Barajas
Ambientalista y Profesor investigador de la UdeG


Respecto a las reformas

Con respecto a las reformas que recientemente se han estado promoviendo, recurro invariablemente a pensar en la Doctrina del Shock que propone Naomi Klein, tesis que sustenta un cambio de narrativa y cambios de rumbo que sacuden el ambiente, de modo que dificulta demasiado adaptarse al nuevo panorama que se enfrenta.

Este año, en el que el presidente de la Cámara de Diputados presenta el ejercicio de este año como uno brillante con respecto a su trabajo, más bien creo que si bien se avanza en algunos, atropella de un sólo movimiento tantos logros obtenidos a lo largo de los años en nuestro México.

Luego entonces, tanto cambio tan brusco, efectivamente se está presentando como movimientos que aún no se han asimilado a cabalidad y luego se presenta otra reforma tras otra y culmina en una temporada de por sí simbólica para muchos, y curiosamente fue concentrada, pues se combina un evento futbolístico de gran arrastre, y, súmese, que vienen las vacaciones, tiempo en el que parece pesado protestaron defenderse. Para muchos, primero es el descanso, y luego la defensa.... muy parecido a los sometidos a altos periodos de shock.

Refugio Montejano

 

Libre convivencia no fue suficiente

El Consejo Ciudadano en Pro de la Educación Sexual felicita a Zaira de la O Gómez y Martha Sandoval, quienes el pasado 14 de diciembre del presente año, contrajeron matrimonio en el municipio de Guadalajara Jalisco.

Felicitarlas primero por la dicha que representa esta unión, segundo por ser el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en nuestro estado.

Con esto se destaca la importancia de modificar nuestras leyes, pues se hace visible que estas no están cubriendo las necesidades de la sociedad actual, aún con la creación de las sociedades de libre convivencia, ya que, a pesar del avance que puede significar reconocer la una unión de personas del mismo sexo, no les permite acceder al derecho de formar un matrimonio aceptado ante la ley, lo cual, según nuestra constitución está violando sus derechos.

Además, establecer que quienes tienen preferencia erótico-afectiva por personas del mismo sexo que deseen unirse, deban realizar un trámite jurídico legal distinto al del resto de la población, les discrimina.

Esto deja claro que muchos siguen viviendo la violación de derechos humanos, la discriminación y que la ley se ha quedado rezagada al procurar el bienestar de todos sus ciudadanos.

Estamos convencidos de la imperiosa necesidad de promover equidad e igualdad, así como de impulsar cambios en la educación sexual, basarla en tolerancia y respeto, promoviendo el bienestar de todas las personas por igual.

Consejo Ciudadano en Pro de la Educación Sexual perteneciente a Red Ciudadana A.C.

• • •

 

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.