Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Envejecer o hacerse viejo

Un vecino agricultor que ya falleció me dijo un día que no es lo mismo envejecer que hacerse viejo. Envejecer es nunca dejar de aprender, reconocer nuestros errores y tratar de corregirlos; hacerse viejo es hacer las mismas estupideces año con año. Alguien que les diga que tiene 20, 30, 50 o más  años de experiencia es una persona sabia; alguien que ha hecho lo mismo 20, 30, 50 o más años, es un adolescente en el cuerpo de un anciano, por no decirle un estúpido.

¿A qué viene esta reflexión? ¿México está envejeciendo o se está haciendo viejo?

De acuerdo a cifras del INEGI, la esperanza de vida en el país aumentó 3 años entre el 2000 y 2011. ¿Bueno o malo? Bueno porque se tienen 3 años más de esperanza de vida, malo porque es el incremento más bajo en toda la OCDE.

Los que hemos tenido a nuestro cuidado a personas de la tercera edad enfermas, sabemos lo difícil que resulta la labor. Según la organización mundial de la salud, México tiene un lento avance en la esperanza y sobre todo, en el periodo de buena salud de una persona por sus “comportamientos nocivos en materia alimentaria”.

México tiene una esperanza de vida de 74.2 años, pero, ¿Cuántos de esos está una persona sana y cuántos enferma? La carga al sistema de salud y al bolsillo de todos va a ser muy grande en los próximos años. Las altas tasas de obesidad, México es el primer lugar mundial de niños obesos y el segundo en adultos, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y cerebro-vasculares, relacionadas a los pésimos hábitos alimenticios, colocan al país en una situación muy delicada.

Combinado con este dato, los casos de Alzheimer y de infartos cerebrales en personas de edad avanzada se han incrementado notablemente, se espera que en los próximos 40 años se triplicarán. A los que tenemos la edad para sobrevivir los próximos 40 años de acuerdo a esperanza de vida del país, nos tocara sufrir las consecuencias.

Aún estamos a tiempo, si tenemos salud, de conservarla o al menos que nuestros hijos tengan una vida más saludable. Por increíble que les parezca, las muertes relacionadas a la violencia son ya la principal causa de muerte de los jóvenes en México por encima de los accidentes. El incremento en adicciones en la juventud es otro grave problema de salud, que combinado con la violencia y los pésimos hábitos alimenticios, están ya provocando que los años de salud de un individuo en México sean cada vez menos.

Entonces ¿Estamos envejeciendo o nos estamos volviendo viejos?

Cuidado.

Federico González Alfaro

• • •

Saqueos

“Nos han saqueado, no nos volverán a Saquear”, “defenderé el peso como un perro” fueron las  frases que hizo famosas el ex presidente priista José López Portillo cuando nacionalizó la banca a lo que siguió una mega-devaluación y el saqueo de dólares del capital internacional que presionó e hizo quebrar a los nuevos  bancos nacionalizados y que a la larga se convirtió en el Fobaproa; al final el  país perdió la mitad de su riqueza y los inversores extranjeros se hicieron dueños de la banca mexicana, mientras el país quedaba  sumido en una espantosa crisis.

Bien dicen que quien no aprende de la historia está condenado a repetirla, con la reforma petrolera nos han saqueado y nos seguirán saqueando,  el PRD y el PRI que juraban defenderían el petróleo como perros han doblado las manitas entregando el petróleo a las grandes  corporaciones transnacionales, ellos  se llevarán la mayor parte de la ganancia, eso no hay duda.

Hoy los bancos, en su gran mayoría, son de inversores extranjeros; dejan ganancias récord de 80 mil millones cada mes, lo que equivale al presupuesto anual de todo el estado de Jalisco, millonadas de dinero producido con mucho sudor por manos de trabajadores mexicanos que tranquilamente se llevan a su país estos banqueros sin producir nada solo por cobrar intereses.

Lo mismo pasará con el petróleo, seguramente habrá una industria más fuerte, más extracción, pero el dinero quedará en manos extranjeras; a los mexicanos en nada nos beneficia, pagamos la gasolina a precios internacionales, pero nuestros paupérrimos sueldos son locales, de qué sirve tener petróleo, absolutamente de nada. No estamos mejor que otros países que no lo tienen, de todas formas aumentan los impuestos y la gasolina es más cara, nada de eso cambiará, lo único será que ahora buena parte del dinero se irá a las grandes corporaciones.

Roberto Domínguez Hernández