Los correos del público

Los correos del público

Gran decepción

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha causado una gran decepción,  presumieron con bombo y platillo que acabarían con la violencia y mejoraría la economía. Resultó todo lo contrario, llegando les dio calentura, se enfermaron de  reformitis en todos los órganos: fiscal, energética, educativa, y hasta la electoral. Parece que la electoral es la peor reforma desde que se fundó el IFE. Los reformistas alterados por la calentura tomaron antibióticos y aniquilaron al IFE, en su delirio hasta le cambiaron el nombre, seguramente quieren aparecer en los libros de texto. La población ya está acostumbrada a llamarle IFE a la credencial de elector, identificación que nos da el derecho a votar en las elecciones. Eliminaron el Instituto Federal Electoral, institución que organizó durante dos décadas las votaciones, que funcionan mejor incluso que las elecciones en Estados Unidos, todos podemos acudir a votar, situación que no sucede en los vecinos del norte, tan bien hecha que se ha replicado en otros países. Por puro capricho ahora se llamará INE Instituto Nacional Electoral,  institución nacional que le quitó poder a los estados. Aún más, se estableció la reelección de los legisladores y presidentes municipales y creció la desconfianza. El ingenio del mexicano se escucha en los grupos: “¿vamos a mantener a los diputados por otro periodo? ¡Ya ni la amuelan!”. Con el temor de que se perpetúe la clase política en turno, no tenemos confianza en la reelección con todos los vicios de la partidocracia. Tenemos la muestra de los líderes charros enfermos de poder, estilo Hugo Chávez en la actualidad y Porfirio Díaz el siglo pasado. Nos falta educación, responsabilidad, tolerancia y compromiso para ser auténticos demócratas. Qué lamentable que le dieran en la torre a una institución que funcionaba, pudieron mejorarla más no desaparecerla. Enfermos del virus de la reformitis, nos sale caro bajarles la fiebre, ya veremos cómo les va en las próximas elecciones. Queremos vivir en paz, que aumenten las fuentes de empleo, que mejore la educación, ver austeridad en el gobierno, que desaparezca la corrupción y que saquen a Alí Babá y sus 40 ladrones de Pemex.

Rosa Chávez Cárdenas

****

Lamentable ignorancia

Es lamentable que a estas alturas del desarrollo de una de las fiestas culturales con mayor reconocimiento mundial, sea vapuleada por la clásica e insípida ignorancia de un personaje y más tratándose de un político de pacotilla, traidor a su partido y que ahora pretende darse baños de pureza, se siente ser el salvador de la cultura en Jalisco. El regidor por Guadalajara, Salvador Fox, perdón, Caro, eminente ignorante de la cultura y de la fuerza literaria que ha tenido la FIL, el único evento de gran trascendencia mundial y reconocido por grandes literatos, es visto por este personaje de bajos escrúpulos culturales que no sabe valorar y tratarlo como un evento del montón. Pero es entendible su posición populachera, así se han manejado los del PMC. No proponen nada concreto, sólo se aprovechan de las circunstancias para hacer extensas y mediáticas críticas sin proponer nada. Más presupuesto a la cultura de Guadalajara, si no saben usar la imaginación para promoverla, entonces para qué quieren más presupuesto o recortes a uno de los eventos de impacto en el mundo; si se les da más presupuesto no van a saber qué hacer con él y van a terminar derrochándolo, como es costumbre. Por favor señor Caro-Fox, busque otra forma de emplear los presupuestos y empiece por bajarse la dieta que se le da, porque ni sueldo es. El Festival Internacional del Cine en Guadalajara, ¿le molesta? pues váyase a los refritos como el de Morelia. Ilústrese por favor para que ya no diga sandeces.

Carlos Cortés Oyoque

****

Sobre el alcoholímetro

Respecto al cuestionamiento del C. Benito López Arteaga en cuanto a la aplicabilidad del artículo 16 de la Constitución -que hay que leerlo completo y las letras chiquitas- en cuanto a los operativos de alcoholimetría (Los Correos del Público 11/12/2013), es importante precisar dos cosas: 1) Es el mismo artículo 16 de la Constitución inmediatamente después de la restricción de los actos de molestia señala el límite de dicho derecho humano y es cuando estos actos están plasmados, fundados y motivados y sus procedimientos regulados en ley, por lo tanto, el derecho a la privacidad pierde su calidad de absoluto y los operativos son legalmente válidos, incluso, como dato: ¿Cuántos amparos han declarado la inconstitucionalidad de éste y otros procedimientos análogos -por ejemplo en el DF-? CERO y 2) La ponderación de derechos, tanto es derecho de la libertad de tránsito como lo es el derecho de los demás el circular en un ambiente y condiciones seguras para sí y acompañantes, evitándose la mayor cantidad de riesgos posibles y más cuando hay personas que están conscientes de que violan la ley y les vale. Por otro lado, me gustaría conocer su propuesta para reducir el número de homicidios y lesiones causadas en hechos de tránsito por conductores alcoholizados. 

Luis Carlos Flores Quintero