Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos

Envía tus imágenes a internet.gdl@milenio.com

• • •

Al maestro Jorge Navarro

Lo conocí siendo su alumno, cuando impartió clases de dibujo en la Escuela Secundaria Número 3; años después volvió a ser mi maestro de dibujo en la desaparecida Escuela de Artes Plásticas, de la que fue director y en los últimos años compartimos con frecuencia encuentros y charlas en donde su inteligencia se mostraba plenamente.

Hombre de carácter firme y mente ordenada, muestra en su pintura estructura compositiva y dominio de la técnica, que sólo se alcanza con creatividad y constancia en la  investigación y la praxis.

Su temática diversa, apoyada en conocimientos sólidos, muestra en varias etapas de su producción la cosmogonía ancestral que comparte espacio con el paisaje sobrio de finura oriental, el trato de la figura humana y su circunstancia, en atmósferas que invitan a la reflexión mas allá del placer estético.

Premio Jalisco y fundador de la escuela de Artes y Oficios Miguel Leandro Guerra, en Lagos de Moreno, sin lugar a dudas, uno de los pilares de la pintura contemporánea en Jalisco. Descanse en paz.

Sergio Zepeda

• • •

¿Valió la pena?

“Todo materialismo en la vida embrutece el alma”, Oscar Wilde.

Leí con atención y detenimiento la carta en que ofrece como reflexión y preguntas, entre otras, Gustavo Monterrubio Alfaro y que se titula ¿Valió la pena? (Miércoles 20 de noviembre del 2013, en MILENIO JALISCO), dedicada a ti, Raúl Padilla López.

Puedo estar o no de acuerdo con esa misiva pues, en ella se vierte, quizá, uno de sus múltiples puntos de vista respecto a ti y a tu accionar en esta valiosa vida. Además, es muy respetable ese preciso –y por prosa y conceptos, precioso–, punto de vista.

Sueños habrás tenido muchísimos y, de entre ellos, muchos habrás cristalizado. Otros no porque las circunstancias no se dieron, y no porque alguien te haya detenido…¡sólo les cambiaron su rumbo! Todas esas acciones que creaste, y realizaste, tenían un objetivo que tú, en conciencia, conocías; otros, quizá, estaban oscuros incluso para ti porque puede que provenían desde el inconsciente.

Soy un hombre de –algunas– convicciones y creo, fielmente, que a esta vida venimos todos los humanos con un objetivo común. Ese objetivo es amar y ser felices. Venimos, pues, a perfeccionar nuestro modo de ser humanos, a ser mejores personas y a eso, precisamente, se encaminan nuestros pasos. Espero y tú, Raúl, lo hayas capitalizado y lo pongas pronto en práctica. Todo lo que hacemos, absolutamente todo, tiene ese fin: llegar a ser una mejor persona y a alimentar nuestra alma e irla preparando –es un proceso difícil, a veces doloroso–, para que en ella anide el amor incondicional.

Tendrás miles de oportunidades, pues, de alejarte lo suficiente de ese materialismo embrutecedor (creo, por tus acciones, que te encargaste de pregonarlo así al mundo), que no es sólo más que un poder mundano que deja el alma vacía, alejada del amor, del perdón, de la entrega bondadosa, creativa y caritativa a la sociedad.

¿Valdrá la pena, Raúl, hacer un paro en tu vida que desemboque en una verdadera reflexión que te lleve a la plenitud de alma y no te vayas de este mundo, con el creador de todo, con las manos vacías y sólo con las ropas que cubran la desnudez con la que llegaste?  ¿Valdrá la pena rectificar el camino, Raúl, en aras del crecimiento como persona y con la mira de llenar de amor el alma? Atentamente y con el respeto debido a ti y a tu enfermedad (¿cierta?).

Lucio Vázquez

• • •

En Chai se permite fumar

En la semana que terminó acudí en dos ocasiones a los restaurantes Chai; el lunes al que está ubicado en avenida de las Rosas, en Chapalita, frente a la fuente de La Hermana Agua y la segunda ocasión, al nuevo local de avenida Providencia. Ambos establecimientos cuentan con jardines, ofrecen un exquisito café y los alimentos en general están bien preparados, pero aquí viene el prietito en el arroz: en los dos permiten a los comensales fumar, a pesar de que asisten familias, niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

En el de avenida de las Rosas,  incluso tienen ceniceros en las mesas, aunque existe otro lugar cerrado que anuncian como libre de humo. El problema es que para acceder a éste hay que pasar forzosamente por el primero.

O sea que no cumplen para nada con la Ley General para el Control del Tabaco ni con su reglamento, donde se especifica que los lugares para fumar no podrán ser lugar de paso y deberán estar totalmente separados del resto del establecimiento.

En el de Providencia es más grave, ya que toda el área está en un mismo espacio, no existe una separación ficticia para evitar que el humo llegue al resto de las y los clientes; pero lo más grave es que la anfitriona pregunta al llegar: “espacio para fumar o no fumar”.

Entra una familia con dos menores y la empleada pregunta dónde desean sentarse, la señora, que encabeza el grupo, le hace notar que no puede ofertar un área para fumar a los menores y la empleada  responde que esa es la manera en que le indican que debe hacerlo.

Se le explica que no se está respetando la ley ni el reglamento... se encoje de hombros, se retira y deja a la señora hablando sola.

Me queda claro que ella sólo cumple órdenes de sus empleadores, y que ni la Secretaría de Salud, ni los ayuntamientos han hecho su tarea de socializar la ley, menos el reglamento. Es triste que lugares tan bellos, como estas cafeterías, descuiden algo tan fundamental como es proteger la salud de las personas...  no sé si por desconocimiento o simplemente porque no les interesa.

Alicia Yolanda Reyes Alexánder

• • •

Michoacán y Guerrero

A los profesores y normalistas de Guerrero y Michoacán:

“El magisterio debe ser una profesión vocacional; no hay peor maestro que el animado por simples fines de lucro, ni peor pedagogía que la practicada sin amor. La sociedad entrega al maestro los niños como al jardinero las semillas, para que en aquéllos germinen sentimientos como de éstas brotan las flores”, José Ingenieros

¿Qué tipo de sentimientos están enseñando estos profesores? ¿Qué clase de semillas están sembrando?

Nada bueno podremos esperar, lo que sembramos hoy cosecharemos mañana.

¿Qué les parece el maestro normalista de Michoacán apodado La Tuta? ¿Qué les pareció el video que este personaje subió a Internet?

Dice que el gobierno debe escuchar a los maestros y estudiantes que se manifiestan en su estado. Francamente, sus métodos son como sus principios: ilegales, inmorales, irracionales e incomprensibles.

No se necesita pertenecer al Cisen para darse cuenta de quién está detrás de estos “profesores y estudiantes normalistas”. Grupos de fanáticos terroristas que se dicen “guerrilleros”, grupos de la delincuencia organizada que se dicen “libertadores y defensores de su pueblo”, y que abiertamente han manifestado su apoyo a estos “profesores y estudiantes santos, mártires, héroes incomprendidos”.

Con estos amigos, definitivamente no necesitamos enemigos. Sólo una cosa les pido: no se llamen a ustedes mismos profesores y estudiantes, están ensuciando, usurpando y prostituyendo unos nobles términos, muy lejanos de lo que ustedes son y representan.

Federico González Alfaro