Los correos del público

Los correos del público


Calavera 2013

En México pasan cosas

que molestan de a de veras,

por eso muchos gozamos

escribiendo calaveras.

Que los cambios de gobierno,

que juega la selección,

espejitos para el pueblo,

tan sólo pura ilusión.

Los congresos del estado,

y también el de la Unión,

aparentan ante el pueblo,

tenerles la solución.

Jornaleros y doctores,

ingenieros y hasta artistas,

profesores y abogados,

a la muerte pasan lista.

Increíble que esto pase,

en país con tal riqueza,

con recursos naturales,

y la gente en la pobreza.

La muerte está muy molesta,

con el grupo gobernante,

ya le solicita ayuda,

a Caronte, el de Dante.

Y es que la calaca tiene

en verdad mucha razón,

de tanta gente que muere

ya se le llenó el panteón.

Caronte está muy molesto

ya se le llenó su barco,

ante tanto muerto de hambre

y las víctimas del narco.

La reforma educativa,

energética y fiscal,

provocaron que la muerte

nos llevara hacia el final.

No es posible que el gobierno

para todo exija cuotas,

si la gente muere de hambre,

imaginen las mascotas.

De maestros ya ni escribo

se me pone muy cabrón,

las protestas van al día,

como gente va al panteón.

Diputados, senadores,

presidente de la Unión,

el pueblo, los mexicanos,

les pedimos comprensión.

Ayúdenos gobernantes

ya no roben de a montón

un peso que no se lleven

ya nos sirve pa´l camión

José Feliciano Cerda Esparza

Calavera futbolera

Esta chiva huele mal

dicen que murió hace un lustro,

que fue por tremendo susto

al verse en la porcentual.

Cuando vivía fue comprada

por un mercante de polvos,

un tal Jorge Vergara

quien le prometió hasta el colmo.

Prometió triunfos y gloria

para nada que cumplió,

sólo un estadio vacío,

un equipo sin pasión

y millones en la bolsa

de su dueño tan bocón.

Hoy la muerte la recuerda

¡ay, qué chiva tan tarada!,

a causa del tal Vergara

se la llevó la tiznada.

José Eusebio Vargas Rodríguez

Calavera para el Atlas

Lo poco que le quedaba

la bruja se lo chupó,

el Atlas ya estaba en huesos

ni a las posadas llegó.

La Copa que era un consuelo

de la ilusión no pasó,

con tantos años de abstemio

el zorro sobrio siguió.

Ya desde el año pasado

el oráculo apuntaba,

que famélicos y pobres

los rojinegros estaban.

Un jamelgo que hizo el oso

quiso ser caballo negro,

pero lo cargó la muerte

por comparsa y pretencioso.

Llegó el tiempo de calacas

y el plan trunco se quedó,

los directivos y socios

vendieron las vacas flacas

y este cuento se acabó.

Salvador de la Mora Carbajal

Alí Godoy y 39 ladrones

La parca está que truena,

ha aparecido para ella

feroz competencia en esta provincia de Guadalajara la bella,

hoy en día es lo único que suena.

¿De qué me sirven huracanes

maremotos y atrocidades,

accidentes y enfermedades

con tan honorables edecanes?

Alí Babá palidece, Godoy y los

diputampones van a matar a la

población por sus hurtos y obstinación

a puros corajes,

como secuela de viernes trece.

Ellos piden que se nos olviden

cinismos, pillerías y estulticia,

Clemente habla como la Chimoltrufia,

Pizano se amacha con el botín que caro venden.

La muerte decide no ensañarse.

¡Pobre Jalisco; cuál progreso, cuál limpieza... qué cisco con estos tíos!

Tardará milenios en recuperarse.

Eduardo Castillo Guzmán

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Tel: 3668-3121 ext.33121

Carta Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

aquí las fotos

Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com