Los correos del público

Los correos del público

Militarizando al país

La iniciativa de ley enviada por el presidente Enrique Peña Nieto en donde involucra a las fuerzas armadas en materia de seguridad interior y aprobada por diputados y senadores, es reconocer que los cuerpos policiacos responsables de garantizar la seguridad en el país no están funcionando. Legalizar la presencia de las fuerzas armadas en las calles es llevar a este país a una militarización que no es conveniente, porque significa un retroceso a lo que ya se tiene, y pone en peligro las garantías individuales.El Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación José Ramón Cossío Díaz, mencionó en su momento que “lo primero que tenemos que hacer es distinguir cuando estamos en tiempos de guerra y en tiempos de paz”, asimismo señaló “cuando estamos en tiempos de guerra por la declaración del Ejecutivo, de conformidad por la ley emitida por el Congreso de la Unión, con base en los datos proporcionados por él, la disciplina militar no debe circunscribirse sólo a los lugares delimitados por la Constitución”, haciendo referencia a lo establecido en el artículo 129 constitucional. El Ministro considera que al no estar en guerra, dicha ley sobre seguridad interior es anticonstitucional. La misión que tienen las fuerzas armadas es defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación, no la de policías que persiguen narcotraficantes y delincuentes, para eso están los diferentes cuerpos policiacos. Que no estén dando resultados éstos, eso ya es otra cuestión que deberá de analizarse y tomarse las medidas pertinentes. Por otro lado, ya se establece el mecanismo que debe seguirse en caso de que se altere de manera considerable el orden y la paz pública, tal y como lo menciona el artículo 29 constitucional.

Si ya existe un artículo constitucional que faculta al Ejecutivo con aprobación del Congreso de la Unión para poner orden en el país, entonces, no hay necesidad de contar con una ley para lo mismo, pero que además, se considera excedida en facultades, tanto para el titular del Ejecutivo federal, como para las fuerzas armadas. O como diría mi abuela, para qué les dan más armas a los que ya las tienen. ¿No lo creen?

Marcos Antonio Santoyo Bernal

 

¿Y la democracia?

La lluvia de anuncios políticos que vemos y escuchamos todos los días estaban destinados a las precampañas de los partidos políticos porque la ley supone que son instituciones democráticas donde el candidato surge electo por los miembros de estos partidos, pero vemos que ningún partido respeta las reglas que ellos mismos legislaron, todos tienen candidatos únicos por imposición, los que querían competir fueron cortados de tajo o de plano tuvieron que hacerse independientes como sucedió con Margarita Zavala.

Pobre México tenemos democracia sin demócratas, los primeros que deberían poner el ejemplo son los que violan los reglamentos, no hay congruencia, por eso nuestro país está como está, por eso cuando estos candidatos llegan al poder se sienten con todo el derecho de violar la ley y salir impunes, lo peor es que ni siquiera parecen estar conscientes de sus graves contradicciones, si los partidos no respetan la democracia quién diablos lo hará, hasta un niño les cuestionaría ¿y la democracia apá?

Julio del Valle Guillén