Los correos del público

Los correos del público

“Juego de Tronos”

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación había resuelto, por unanimidad, que la presidenta del PRD, Alejandra Barrales, debería dejar su cargo a más tardar el pasado 9 de diciembre. Pues, conforme a los estatutos  de su partido, es injustificable que tuviera la doble condición de dirigente nacional y senadora.

El recurso fue promovido por Carlos Sotelo de la corriente nueva izquierda del PRD, contraria a la “alianza” con el PAN y MC. Barrales podía renunciar a la dirigencia o permanecer en su cargo de dirigente nacional, siempre y cuando hasta el día 11 de diciembre, solicitara su licencia al Senado.

El PRD aceptó la sentencia y será electo su reemplazo. Como preámbulo, el dirigente nacional de MC, Dante Delgado, “apremió” el 6 de diciembre a que se llegara a un “acuerdo” en un término no superior a las 48 horas. De cualquier forma, la “continuidad” del grupo de Barrales está asegurada. Ese día, Dante dijo que la presidencia le correspondería al PAN, para el PRD la jefatura de gobierno y para Mancera la coordinación del Senado. La respuesta del jefe capitalino fue contundente y divertida, propuso a Dante como secretario de Agricultura ya que conoce bien toda la República, por… burro. El 8 de diciembre se anuncia la alianza Por México al Frente, sin embargo, la segunda grave ruptura al interior de PRD ya se dio.

Ricardo Anaya solicita licencia para ser el “nuevo” precandidato del Frente quedando Damián Zepeda como presidente interino.

No todos los partidos de esta “alianza” son hipócritas. Existe uno que claramente advirtió a este grupo de ciudadanos las nada honestas intenciones dos “políticos” de Ciudad Guzmán de querer  imponer a un candidato a modo. Una persona non grata, reciclada, sería el precandidato para dejar el camino libre al PRD.

Esta “alianza” solo va a provocar que la elección federal será una carrera parejera entre dos candidatos: José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador. Los restos que van a optar por cualquiera de los dos, antes de seguir a una alianza que nació muerta por la intriga y la falsedad; ni con la “alianza” van a ganar en muchos municipios; por primera vez en la historia de Sayula, un candidato independiente, un joven ciudadano tiene verdaderas posibilidades de triunfo. Al tiempo, al tiempo.

Federico González Alfaro

 

No es Meade

El PRI sabe que, aun sumando todo su voto duro, el de sus aliados electorales, la compra de votos y todo tipo de trampas solo le alcanza para alrededor del 35 por ciento de la votación, entonces en 2018 su estrategia electoral será seguir con lo que le dio resultados en la elección presidencial de 2012 y más recientemente en el Estado de México 2017, donde dividiendo el voto de oposición lograron ganar las elecciones.

Suponen un escenario similar al del Estado de México con una carrera parejera entre el PRI con Meade y Morena con López Obrador con un poco más de 30 por ciento de los votos cada uno, el Frente Ciudadano en tercer lugar con alrededor de 17 por ciento y Margarita Zavala en un lejano cuarto lugar con poco más de 10 por ciento y los demás con porcentajes mínimos.

Creo que si los ciudadanos nos unimos en un voto útil podemos evitar caer en este perverso juego de dividir el voto ayudando con ello al PRI a ganar, el voto unido no puede ser vencido ni con todas las trampas del PRI, las circunstancias electorales dirán si el voto útil  será para el Frente, para  Zavala o hasta con para **El Peje, pero el país ya no aguanta seis años más de PRI, no es Meade, son todas las ratas que se subirían al barco detrás de él.

Carlos Chong González

 

No recomendable

Recientemente se ha presentado una polémica relacionada con la prohibición del ingreso a las salas de cine a menores de 3 años. Se ha mencionado lo molesto que es que durante la película los pequeños lloren, griten, jueguen, entre otros, pero lo que tendría que encabezar esta preocupación como padres, profesionistas y hasta como corporativo, sería el bienestar de los menores, ya que no es un lugar cómodo ni confortable para menores de 3 años. Como madre y psicóloga me encuentro convencida de que a edades tempranas no se podrá “disfrutar” contenidos propios de la película, los decibles son extremos para sus tímpanos que aún son sensibles, además considerando que se permanece en la sala alrededor de dos horas continuas, es de esperarse que lloren. Es lógico pensar que el cine es un área de entretenimiento no apta para los más pequeños.

Dayane Steysy Castellanos Flores