Los correos del público

Palabra de lector


Acciones

En el papel se ven bien las 10 acciones en materia de justicia presentadas por Peña Nieto para enfrentar la crisis de seguridad y credibilidad del gobierno, como comienzo está bien, pero me quedan enormes dudas acerca de su cumplimiento y su implementación, pues habrá muchos intereses en juego, poco presupuesto y cambios drásticos que no pueden hacerse de un día para otro.

Creo que hizo falta un mea culpa del gobierno federal y cortar algunas cabezas de secretarios que pecaron de omisión al no hacer caso a las alarmas que pudieron evitar las tragedias, así tendrían una poca más de credibilidad que perdieron con los escándalos, también hizo falta formar un grupo de ciudadanos honorables y respetados, que le den seguimiento al cabal cumplimiento de los 10 puntos anunciados. En resumen el anuncio deja más dudas que certezas, las medidas solamente serán efectivas si se ponen en marcha lo más pronto posible.

Rubén Fuentes Del campo


Ejército mexicano

Este año se celebró el 101 aniversario del ejército mexicano, en todo el país se llevaron a cabo festejos.

Reconocimientos que considero bien merecidos, puesto que los castrenses han tenido una interacción permanente con la sociedad, que ha permitido una relación sólida entre éstos y la ciudadanía.

El ejército mexicano no sólo es responsable de salvaguardar la soberanía nacional, sino también de intervenir cuando hay destrozos a causa de algún fenómeno meteorológico o natural. Ante esto, la Secretaría de la Defensa Nacional implementó en 1966 el Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastre (PLAN DN-III-E), el cual tiene como objetivo la instalación de albergues, localización y rescate de personas, seguridad y vigilancia de las áreas afectadas, evacuación de las zonas en riesgo, entre otras, todo esto cuando existe algún desastre natural como: terremotos, huracanes, tormentas tropicales, inundaciones, incendios nevadas, erupción de volcanes, etcétera.

Los militares en muchas ocasiones cambian las armas por palas, picos y otros instrumentos para apoyar a la población que lo requiera, es menester reconocer esta labor tan importante. Cabe señalar que estas actividades las realizan en coordinación con el Sistema Nacional de Protección Civil y autoridades estatales y municipales, con esto se logra tener una reacción rápida y efectiva en favor de la sociedad.

Por otro lado, vemos a soldados en carreteras y calles resguardando la paz pública, es decir, llevan a cabo acciones estratégicas en contra de la delincuencia y crimen organizado, tarea que han llevado de manera intensa en los últimos meses, combatiendo de forma exitosa a narcotraficantes y grupos armados que se originaron en los últimos años en nuestro país.

Ante la lucha en contra de grupos que llevan a cabo actividades ilícitas, la milicia ha tenido bajas importantes de sus miembros, hecho que no ha provocado que bajen la guardia, al contrario, se han incrementado con mayor fuerza y mejor estrategia acciones que han logrado disminuir a estos grupos delincuenciales. Los integrantes de las fuerzas armadas cuentan con un compromiso leal y patriótico en favor de los mexicanos, no les importa perder la vida en cumplimiento de su deber.

Es de reconocer la disciplina y respeto que éstos le tienen a su institución, a su uniforme, y a la nación que defienden y protegen ante cualquier embate. De ahí el reconocimiento y respeto social que se ha ganado, no es raro observar que al paso de contingentes militares las personas se sienten mejor protegidas.

Es por ello que a sus 101 años de haberse instaurado el ejército mexicano, prácticamente todas las instituciones públicas y privadas le estén festejando y reconociendo su labor; gobiernos federal, estatales y municipales, partidos políticos, legisladores, empresarios, escuelas, universidades y muchas más, han llevado diversos actos cívicos enalteciendo a nuestras fuerzas armadas. Continuar fomentando entre la presente y futuras generaciones el respeto hacia las personas que nos brindan seguridad nacional, es una obligación de padres de familia, maestros y gobernantes. De esta manera seguiremos contando con una sociedad que reconozca a sus instituciones, en este caso, a su ejército mexicano. O como diría mi abuela, el reconocimiento y respeto se gana con acciones, ¿no lo creen?

Marcos Antonio Santoyo Bernal


Activismo

La indignación social causada por la impunidad y el abuso de poder se extendió como un virus en muchas partes del mundo, los ciudadanos salieron a las calles a protestar reclamando justicia. En Ferguson, Missouri, después de la exoneración del policía que mató a una persona afroamericana, se desataron los disturbios. La sociedad no es la misma, está resentida. Muchos ciudadanos se organizan de manera pacífica para salir a protestar a las calles, otros se muestran combativos, causan destrozos y las autoridades no ponen orden. Desgraciadamente las marchas pacíficas se ven afectadas por los anarquistas que llegan a desvirtuar las intenciones de los activistas. Es preocupante los intereses de grupos que les conviene desestabilizar al país y romper el orden ya de por sí afectado por la delincuencia. El activismo está al rojo vivo, en las redes sociales cualquiera es un publicista, los rumores se comparten sin reflexión.

El blanco de los ataques es el gobierno y las televisoras, insisten en la renuncia del Presidente, creen ingenuamente que cualquier otro solucionará todos los problemas que nos aquejan. Le pregunté a un activista de redes sociales si sabía lo que podía significar la renuncia del presidente y me respondió:

"No sé nada de política, pero, ¡que renuncie!" Otro blanco de ataques el Teletón, las críticas vienen de aquellos en donde la discapacidad no ha entrado en su familia, de los que no tienen idea lo que es tener un hijo con discapacidad y no tener recursos para pagar sus terapias. El gobierno tiene que hacer cambios profundos son muchas las demandas de la sociedad y los ciudadanos tenemos que canalizar la frustración, el coraje es una muy buena herramienta para hacer cambios - ¿Y qué podemos hacer? Bueno aparte de renegar y quejarnos vale preguntarnos "¿que sabemos hacer?" Unirnos en acciones conjuntas, en espacios colectivos para que los participantes adquieran identidad, confianza con su grupo. Canalizar el activismo en objetivos de beneficio social, podemos organizar campañas para recoger basura, obras altruistas, aprovechar las aptitudes artísticas, obras de teatro que muevan consciencias, eventos culturales, sin dejar de estar atentos a denunciar actos de corrupción, cuidar el agua, la luz, en fin. Ideas, las ideas de los ciudadanos comprometidos son bienvenidas.

Rosa Chávez Cárdenas


Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com