Punto de Equilibrio

El quiebre de la civilización

La semana  pasada, en torno a la conmemoración del 70 aniversario del rescate de prisioneros y del cierre del campo de Exterminio de Auschwitz (Polonia), la canciller alemana Ángela Merkel declaró en un evento con los supervivientes del Holocausto: “Lo que ocurrió en Auschwitz es algo que a los alemanes nos llena de vergüenza, fueron alemanes los que cometieron crímenes que representan un quiebre de la civilización”. Lo importante no son las declaraciones expiatorias, lo importante  hoy, es evitar a toda costa que hechos como este se repitan y sin embargo, holocaustos de mayores dimensiones se siguen cometiendo, justificados en el orden positivo, en las leyes sanitarias y en intereses específicos, por ejemplo, ¿alguna vez había oído usted hablar del “HEK-293”? . Este es un producto elaborado por los laboratorios Senomyx, desarrollado a partir de células renales humanas. Cuya producción fue controversial en algunos medios hace poco más de una década, pues creado para la producción de medicamentos, pero también de cosméticos, saborizantes y endulcorantes que, en su momento se informó, eran utilizados por la industria alimenticia.¿De dónde provienen sus componentes?, hasta donde se comenta en algunos círculos, de células extraídas de riñones de humanos nonatos cuyos despojos se han utilizado para experimentación y el desarrollo de estos nuevos productos adelantados. La materia prima proviene de abortorios y es manejada y transportada valiéndose de las lagunas en leyes sanitarias, pero no me crean, busquen por ustedes mismos, sigan las pistas y evidencias que estos supuestos desarrolladores y sus supuestos patrocinadores están dejando en las redes sociales, cuestionen no solo a productores y a empresas consumidoras, pidamos a las autoridades, a nuestras autoridades, a los que nos representan, investiguen a fondo los delitos no solo sanitarios o ambientales sino todos los que pudieran atententar contra alguna ley y/o derecho humano. Que nos den cuenta de ello y de la veracidad o no de estos hechos,  que al parecer desde hace más de 10 años se vienen presentando con diversas industrias que no menciono de forma específica, cuidando el no ser injusto con este  señalamiento que a las autoridades corresponde investigar y validar, pues si fuera cierto ello es tan abominable como Auschwitz, no sólo por la muerte ”legal” que se ha aprobado en muchas naciones y ciudades al autorizar clínicas abortivas y el brutal infanticidio que hoy adquiere dimensiones de genocidio, contra nuestra propia naturaleza y especie y que hoy es importante  termine para evitar el quiebre de nuestra civilización. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx