Punto de Equilibrio

Para prosperar

Hoy se conmemora internacionalmente a las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Trasatlántica de Esclavos, actos deleznables de racismo y discriminación, que históricamente se justificaron haciendo creer que algunos humanos eran cosas, ya fuera  por su color, credo, edad, posición o condición económica; como parte de un sistema de dominio que fue funcional para los grupos en el poder y sus intereses particulares.

Hoy en día, todos sabemos que ningún ser humano sin importar su condición física, económica, política, raza, credo, género o edad, desde el instante mismo de su concepción deja de serlo y es una persona que debe ser reconocida y protegida por todos, sin embargo, pese a este reconocimiento, en algunos lugares no dejan de continuar esgrimiéndose los mismos argumentos para matar y someter a nuestros semejantes, al amparo de acciones orientadas a privilegiar los intereses de algunos, al amparo y promoción de estados de ignorancia, dependencia, precarismo y populismo social.

Hay quienes esgrimiendo ser progresistas se oponen a la prosperidad y al progreso pues de fondo ello no les interesa y pretenden hacer ejercicio de la política para servirse del poder.

Éstos individuos son farsantes y debemos ser muy cuidadosos al ejercer nuestro voto, para no ser víctimas o sus cómplices. William John Henry Boeetcker (1873-1962) reverendo alemán que radicó en EEUU, publicó en 1916 un famosísimo folleto, que incluso se lo han atribuido por error a Abraham Lincoln y que habla de las diez cosas que no pueden hacerse, alertándonos sobre el discurso de algunos demagogos:

1.- No se puede crear prosperidad desalentando el ahorro; 2.- No se puede fortalecer al débil debilitando al fuerte; 3.- No se puede apoyar a los pequeños aplastando a los grandes (y yo agregaría y viceversa); 4.- No se puede ayudar al pobre destruyendo al rico; 5.- No se puede elevar al asalariado presionando a quien paga el salario; 6.- No puede resolver sus problemas mientras gasta más de lo que gana; 7.- No se puede promover la fraternidad de la humanidad admitiendo e incitando el odio de clases; 8.-  No se puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado; 9.- No se puede formar el carácter y el valor de un hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa y; 10.- No se puede ayudar a los hombres permanentemente realizando por ellos lo que éstos pueden y deben hacer por sí mismos.

Si no atendemos a ello, la esclavitud que hoy repudiamos podría retornar. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx