Punto de Equilibrio

Un nuevo elector

Una vez más, se encuentran en efervescencia el proceso electoral para la renovación de nuestros diputados.Una vez más se pondrán a prueba,  la eficacia tanto de la oferta política de cada candidato, la de su capital relacional, político y moral, como  las estrategias para contar con la confianza  y  el voto de sus electores. Una vez más, también,  se pondrán a prueba la memoria individual y colectiva sobre las experiencias y la capacidad de respuesta tenida por cada ciudadano con las autoridades electas, que alguna vez como candidatos, precedieron a quienes hoy se postulan, recordándonos que tras los tiempos de elección y de contienda, habrá responsabilidades que asumir de parte de aquellos que, como nuestros representantes resulten electos y sobre las que se les pedirá cuentas.La presente, históricamente será la elección con mayor número de electores. Mientras entre elección y elección nuestro padrón crecía entre 20 y 30 mil jóvenes que se incorporaban a este ejercicio democrático, ahora son 83 mil 948 personas más las que participarán, cantidad superior a la media histórica en mucho, porque en esta elección se suman aquellos que por alguna razón en la elección anterior no recogieron su credencial. El caso es que ahora 2 millones diecisiete mil diecisiete mexicanos votarán este 6 de Julio en Coahuila y estos, jóvenes constituyen un grupo que generacionalmente tiene una perspectiva del mundo distinta, dinámica, práctica, directa. Con expectativas de bienestar mayores a las que nuestras generaciones tenían, no sólo en relación a sus propios niveles de bienestar sino sobre todo a las capacidades y eficacia de quienes desean ser sus representantes.Un nuevo tipo de electores que más que hablar de gobierno, hablan de gobernanza, de Políticas Públicas y del Poder Ciudadano. Que más que ver este proceso terminado al momento de elegir, lo ven como iniciado para exigir, a un individuo con rostro y nombre,  el cumplimiento cabal de sus compromisos.  En dónde la transparencia, los informes de rendición de cuentas, las casas de atención ciudadana o gestoría, son recursos elementales para que sus representantes les cumplan.Oportunidades de Trabajo, Educación, Seguridad y Bienestar, son algunas de las principales constantes que estos nuevos electores están demandando a quienes hoy se postulan como sus representantes y que esperan, sean condiciones fundamentales sobre las cuales habrán de solicitar cuentas claras, a riesgo de que quien no cumpla no sólo sea cuestionado, sino también retirado de su cargo, si pierde de vista que su compromiso hoy, se funda y se asume con sus representados, no con sus partidos, grupos o institutos políticos.Un nuevo elector, una nueva forma de participación, una nueva oportunidad para reencontrar en la política su finalidad última en la construcción del bien común y no la forma de sostenerse y servirse en el poder. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx