Punto de Equilibrio

En nombre de todos vinimos en paz

“Aquí, unos hombres procedentes del planeta Tierra pisaron por primera vez la Luna en julio de 1969 d.C. Vinimos en paz, en nombre de toda la humanidad. –“ . Dice el texto de una placa conmemorativa al pie del módulo lunar, dejado en la superficie de nuestro satélite natural, en un evento que marcaría para todos un momento significativo  en que nuestra  especie estaría atenta a lo que sucedía y a partir de ello en lo que habría de venir. En un día como hoy, pero de 1969, despegaría de nuestro planeta una nave con tres astronautas y se posaría  en La Luna 4 días después, en un cuerpo celeste distinto al nuestro, superando una infinidad de restricciones, que aún hoy se consideran tecnológica y económicamente inviables, actualizando sueños imaginados en la ficción de mentes adelantadas como la de Julio Verne. Un hecho sin precedentes al menos en nuestra historia conocida, que demuestra que todo aquello que un ser humano es capaz de imaginar, puede hacerse posible, aún y cuando toda lógica podría llevarnos a concluir que no:”Iremos a la Luna”, afirmaría John F. Kennedy el 12 de septiembre de 1962, con un seguridad retóricaen La Universidad de Rice, en donde lanzaría lo que hoy conocemos como “La Carrera Espacial”, para proponernos una poderosa Visión que le trascendería: “¿Por qué, se preguntarán algunos...elegimos La Luna...? ¿por qué la elegimos como nuestra meta...?. ¿Por qué escalar la montaña más alta...? ¿Por qué 35 años atrás volamos sobre el Atlántico...?Elegimos ir a la Luna, en esta década... no porque sea fácil, sino porque es difícil... Porque esta meta, servirá para organizar y probar lo mejor de nuestras energías y habilidades... Porque este desafío es uno que estamos dispuestos a tomar. Un desafío que no estamos dispuestos a posponer... Y uno que pretendemos ganar, y a los demás también...
Nosotros enviaremos a la Luna a más de 300.000 km de distancia, desde la estación de control de Houston...Una nave gigante, de más de 100 metros de alto, como el tamaño de este campo de fútbol...Será creada de nuevas aleaciones metálicas, muchas de las cuales aún no han sido inventadas... capaces de soportar altas temperaturas y presiones, a niveles que jamás se han experimentado... con una precisión más perfecta que la que se encuentra en un reloj fino... Llevará todo el equipo necesario, para la propulsión, guía, control, comunicación, comida y supervivencia...   En una misión jamás antes intentada... a un cuerpo celeste desconocido...Y luego, lo haremos volver de manera segura... Y entrará a la atmósfera a velocidades que superarán los 56.000 kilómetros por hora....A temperaturas tan altas, casi como las del Sol. Y hacer todo esto, hacerlo bien, y hacerlo primero. Antes que termine esta década, y porque debemos ser audaces....”. 

Mientras tanto, hoymueren asesinadas en nuestro planeta tantas personas por una porción de tierra cuya propiedad no se sustenta en la claridad de los hechos, pero que quizaen algún momento se plantearon la posibilidad de llegar y vivir en paz. Que vergüenza, que ofensa para Dios, para ellos y para todos. No es necesario generalizar conductas, ni fomentar odios o  decir quien es quien,  cuando lo que se hace está a la vista y en la atención de todos. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx