Punto de Equilibrio

La otra memoria

Recientemente he leído de algunos hallazgos médicos sobre la presencia de neuronas en el corazón. Para que el corazón se mantenga funcionando de manera autónoma, cuenta con un sistema nervioso propio de 50,000 neuronas, lo que le posibilita ser un generador electromagnético 5000 veces más poderoso que el cerebro; hallazgos que nos llevan a reformularnos interrogantes históricas en cuanto a su funcionalidad, no sólo como la bomba y componente central de nuestro sistema circulatorio, sino como un componente de nuestro sistema nervioso y neurológico, al punto de hablar hoy de la cardioneurología.Durante muchos años hemos pensado que el conocimiento, la memoria, la conciencia eran funciones situadas específica y únicamente en nuestro cerebro. Mientras hace algunos siglos, los griegos ya hablaban del corazón como un espacio o reservorio de nuestra memoria emocional y referían la acción de recordar precisamente en este órgano, de ahí que recordar era la acción de atraer del corazón (re-cordis), el conocimiento y experiencias sensibles grabadas en el mismo. Hoy, no sólo se habla de una memoria neurológica, sino también de memorias cardiacas, musculares, químicas  o celulares y se ve a la interconectividad sistémica con una mayor complejidad.Estas reflexiones nos llevan a pensar en: la adquisición, conservación, atracción y transferencia del conocimiento como procesos que trascienden a la persona e incluso a la temporalidad, así como también en los sistemas de inteligencia y comunicación grupal o social;  de tal manera que, si en un individuo el conocimiento,  la conciencia y algunas capacidades son bienes que se pueden perder cuando una parte del cerebro se daña, también pueden ser recuperadas o regeneradas a partir del corazón o de otras memorias.Hoy, por diversas circunstancias, nuestra comarca se encuentra en un incipiente proceso de recuperación y en la reinvención de su identidad, la de sus vocaciones productivas, económicas, regionales y valores. Habría que preguntarnos si en este proceso, las soluciones y respuestas que buscamos, en semejanza a la fisiología de nuestros procesos de conocimiento, se están buscando sólo en la cabeza o la racionalidad o, también estamos aprovechando los sistemas de conocimiento, conciencia y memoria que nos pueden brindar la emocionalidad de nuestros recuerdos, la de nuestra capacidad motora o las de otras capacidades especializadas de nuestra sociedad. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx