Punto de Equilibrio

Los límites de tu planeta

En 1972 se celebró en Estocolmo, Suecia,  la primera Cumbre Mundial sobre la Tierra, fecha que parece distante pero que en realidad es tan próxima e insignificante en relación a los aproximadamente 4,500 millones de años de vida que posee, para percatarnos entonces, que ésta tenía límites. Para descubrir que los sistemas existentes en ella, con el propósito de contener y mantener la vida son limitados, frágiles y requieren mantenerse en equilibrio para garantizar que las demás especies vivientes que la habitan puedan sobrevivir.
32 años apenas para saber, o mejor dicho para aceptar y reconocer que si como especie, los humanos no hacemos algo con nuestras fuentes de energía, con el manejo racional de nuestros recursos, impactos y desperdicios, pero sobre todo si no aprendemos a conocer y asumir el control de muestras propias circunstancias, como la capacidad primaria de personas, familias y sociedad para abatir toda clase de pobreza y garantizar un desarrollo sostenido nuestra vida como especie está en riesgo.
Pese a lo anterior, no fue sino hasta el año 2009, que en un día como ayer, 22 de abril, la ONU declaró tal día para conmemorarlo todos los años como el día de La Tierra, un día consagrado a la reflexión y que en esta ocasión nos ha convocado en la “reflexión sobre la importancia de Las Ciudades Verdes”.
Nuestra Comarca se enclava geográficamente en condiciones ambientales especiales, en uno de los puntos con mayor irradiación solar del planeta, con un clima caluroso, desértico que migró de lo lacustre y lo ripal a la llanura y las calurosas planicies, rodeado de montañas calizas, arenas y una biodiversidad y especies biológicas endémicas y ésta característica en el marco de un día de reflexión como el de ayer, lejos de llevarnos a pensar en la fragilidad y altas carencias de nuestro propio ecosistema, debiera llevarnos a repensarnos y reinventarnos como región para, encontrar en lo que hoy vemos como adversidades, desafíos, el sol y el viento no solo como privilegiadas fuentes de energía alternativa, en la creación de industrias expertas, en la innovación para la atracción y conservación de nuestros recursos hídricos, en la construcción de nuevos espacios para el hábitat bajo la tierra, para la protección de exposiciones climático, ambientales extremas, sino para establecer toda una visión y un remodelaje de todo nuestro estilo de ser y vivir y para hacerlo mejor que nadie en lugar de lamentar el maravilloso espacio en el que nos ha tocado vivir y del que aún tenemos tanto que descubrir y aprovechar.
Es muy importante, aplicar nuestros sentidos a una refocalización sobre el enorme potencial que nuestra región posee, el ir de la crítica a la propuesta, aplicando nuestro capital intelectual ( relaciones, conocimientos, estructuras de pensamiento y acción)  más que el económico, para que los límites de nuestro planeta, los de este espacio que habitamos, sean tan grandes, extensos y atractivos para quienes asumimos que lo mejor, está por venir. Si así lo convenimos, asumimos y hacemos posible, tengan la seguridad de que lo haremos posible. Te invito a asumir el espíritu de La Iniciativa de Estocolmo y a hacer a un lado, la actitud de un síndrome que también caracteriza a esta ciudad “El síndrome de Estocolmo” en donde antagónicamente los avances se encuentran en puntos radicalmente opuestos, uno junto a la luz y el otro no.


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx