Punto de Equilibrio

Tierra de gigantes

Hace unos días asistí a un magnífico panel de ejecutivos de empresa, que compartieron su visión y aprendizajes de vida. En éste se les pidió compartir aquellos aspectos que, desde su propia experiencia, consideraban fundamentales para acceder al éxito. Una pregunta abierta, amplia, como la noción misma del éxito, pero cuyos resultados derivaron en una riqueza de bienes conceptuales que guardaban una misma constante y que deseo compartirles. Todos ellos coincidieron en que una condición importante para asegurar el éxito era rodearse de un entorno propicio para asegurarlo y que éste comenzaba por la construcción de un grupo de amistades que fueran  individuos ejemplares cuya vida resultara inspiradora. Con afirmaciones como: “ aprendí a rodearme de personas más sabias o mejores que yo” “ hice de los mejores mis amigos” “he tenido el honor de dirigir a individuos más grandes que yo”, estos líderes inspiraban por un lado una enorme humildad y capacidad para reconocer las capacidades de otros, y por otro nos recordaban una práctica usual en las familias mexicanas del tiempo de nuestros padres y abuelos y que sería un acierto reforzar o retomar para todos, aprender a reconocer lo mejor de los mejores y aprender a allegarnos de ellos.
Si queremos una sociedad buena, sana y sabia, hay que reconocer la bondad, lo sano y lo sabio en personas que sean ejemplo de ello para imitarles y procurar convertir en un hábito aquello que es sobresaliente, haciendo de lo extraordinario algo ordinario. Dicen que los Tarahumaras no saben cuan veloces son porque han nacido corriendo. En Viena es común asistir a un concierto y ver a la audiencia seguir la interpretación del ejecutante apoyados en programas de mano que contienen una partitura y los Espartanos decían ser una cultura nacida para luchar. En La Laguna hay un importante gen de emprendedurismo que debería hacer de la perseverancia el basamento para la construcción de nuestra sociedad y si los Laguneros se propusieran identificar el enorme talento de tantísimos gigantes que habitan en nuestra comarca y con asombro y humildad determináramos rodearnos sólo de los mejores, aseguraríamos el entorno propicio para atraer tiempos luminosos y de progreso.
La violencia, corrupción, odio, indolencia, impunidad; existen y desde luego que ninguno de estos lastres debe ser ignorado, menospreciado o pasado por alto, pero si nuestra atención se focaliza sólo en ellos, es como evitar acariciar a un hijo por la tristeza de haber perdido a otro, como diría R. Tagore “Si lloras por haber perdido al sol, las lágrimas no te permitirán ver las estrellas”. Estamos llamados a buscar lo mejor de nosotros, como dicen los griegos, el águila no caza moscas” o como consigna la Biblia “no tiremos nuestras  perlas a los puercos”. Hoy se celebra El “Día Mundial de la Bondad” (World Kindness Day), un evento anual cuya conmemoración surgió hace mucho tiempo, en Tokio (Japón), pero cobró forma a partir de 1997 al ser promovida por la “World Kindness Movement” (WKM). Desde entonces viene celebrándose en muchos países del mundo como Canadá, Japón, Australia, Brasil, Francia, Estados Unidos, Mexico, Italia, India, Reino Unido, etc. El propósito de esta celebración  consiste en hacer un llamamiento para ser felices y a contribuir a la felicidad ajena, no porque los demás piensen como nosotros o entiendan el mundo de la misma forma, sino fundamentalmente porque son humanos y compartimos un único mundo. Hay que mirar más allá de nosotros mismos, más allá de las fronteras de nuestro país, más allá de nuestra cultura, nuestra raza, nuestra religión, incluso, más allá de nuestros problemas y darnos cuenta de que todos no sólo somos ciudadanos del mundo, sino que entre nosotros hay gente gigante y que, cuando nos hacemos amigos de alguien de una cultura diferente, descubrimos que a pesar de diferencias obvias, hay muchas más similitudes y talentos o virtudes que podemos imitar y transferir. Es un honor el vivir en esta tierra y saber que en ella viven muchísimas personas que son mejor que uno, verdaderos gigantes, grandes amigos, los que no, es porque aún no nos han sido presentados.


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx