Punto de Equilibrio

Redescubriendo el mundo

El próximo sábado se conmemorará una vez más el encuentro de España con América, un encuentro entre civilizaciones y realidades culturales diversas, que detonarían, para nuestro caso hace 521 años la fusión multicultural que derivó en lo que hoy es México y somos los mexicanos.

José Vasconcelos hablaría de la Raza Cósmica, un crisol cultural que heredaría, tanto la mezcla española de siglos de convivencia de lo celto-ibérico, lo greco-romano y lo asiático-arábigo con sus propias singularidades hispano étnicas, que sin lugar a dudas, marcarían cada fragmento fundacional de nuestro territorio de forma peculiar, al combinarse con la multiculturalidad de las diferentes étnias americanas que vivían en lo que fue el territorio de nuestro país en el tiempo de la dominación azteca.

Personalmente, no conmemoro, ni a los mazos, ni a las armas de obsidiana o pedernal azteca que dominaron a tantos pueblos reduciéndolos al punto de llegar a ver en otros conquistadores a sus libertadores, como no conmemoro a la espada y al acero que acompañó a la cruz, pero es evidente que pese a todo aquello, este encuentro ha hecho lo que los mexicanos somos, y nos ha hecho de una forma específica que hace de nuestra diversidad una de las singularidades y fortaleza que como nación poseemos a diferencia de cualesquiera otra nación y que considero aún no hemos sabido aprovechar del todo, en mucho, por la ceguera reduccionista que nos lleva a asumirnos y juzgarnos desde la parcialidad de lo que no somos, al vernos sólo como cualquiera de las partes de nuestra génesis singular.

Pienso hoy en todas estas herencias, a unos días del sábado próximo, y lo pienso mientras contemplo con asombro y lleno de interrogantes, un viejo mapa chino del mundo en el que ya aparece con gran claridad y detalle América, con las mismas deficiencias de la cartografía europea, que hasta Eusebio Quino, concebían a Baja California como isla y no aún como península. Un mapa curiosamente datado en 1418 y cuyo trazo se atribuye al almirante Zheng He. Pero además del mapa existen otros documentos donde se detalla claramente la existencia de ríos y territorios de América del Norte y Sur. Textos analizados de la dinastía Ming, un período china que duró desde 1368 hasta 1644. Otras raíces, otras herencias, otros encuentros además del español el chino o el nórdico, el redescubrimiento de un mundo que no hemos terminado de conocer.

puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx