Punto de Equilibrio

Obras que trascienden

En un día como hoy, pero de 1901, cinco años después de su muerte y como parte de sus deseos póstumos, se otorgaron por vez primera los premios Nobel a las aportaciones más relevantes del mundo en Física, Química, Literatura y Paz.Alfred Nobel, un hombre afligido por las consecuencias adversas derivadas de sus empresas dedicadas a la producción de dinamita, con su fundación buscaría alentar pilares creativos e invitar a la reflexión sobre cómo el conocimiento, la ciencia, la tecnología, las humanidades eran aspectos esenciales del desarrollo pero, como todas las herramienta humanas, aparejados a sus logros tenían también lados obscuros que debían ser cuidados. El trabajo nos trasciende, pero cuando además un grupo de seres humanos piensa y proyecta obras de bien, abre oportunidades a muchos otros para sumarse. Hoy el Nobel se otorga también a la Medicina y a La Economía, como  adhesiones al espíritu original de este premio.Hace ya casi 20 años en México, un grupo de ciudadanos comprometidos con su país y los suyos, pero además llenos de pasión por la construcción de un futuro de prosperidad para todos, pensaron en las enormes carencias en torno a los problemas de rehabilitación infantil, miraron y nos han ido enseñando a mirar con otros ojos a los extraordinarios humanos que hay atrásde alguna limitación física y que antaño eran no solo invisibles a muchos, sino ademas de aquellos personajes que nuestros prejuicios han excluido y llevado al olvido, negándoles el  acceso a las oportunidades para mostrar lo enorme que son. Me refiero por supuesto a la Fundación Teletón, a sus extraordinarios Centros de Rehabilitación Infantil (CRIT’s) y a todo su personal experto.Cada día, no nada más cada año, la vida nos pone a prueba y nos da la oportunidad de ser mejores humanos y trascendernos, hoy, hoy puede ser el tiempo de brillar. El premio, el mejor, al final será una sonrisa. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx