Punto de Equilibrio

De Díaz a Días

En un día como hoy, pero de 1876 el General J. de la Cruz Porfirio Díaz, tras ganar las elecciones convocadas por el mismo, asumió la Presidencia de México, iniciando así una Dictadura que lo mantendría por 35 años en el poder, conocida como El Porfiriato.Sin lugar a dudas, más allá de las críticas dadas a tan larga gestión, por las desigualdades sociales y económicas que se produjeron en este período, este tiempo trajo al país estabilidad económica y un progreso no tenido hasta entonces en muchos campos. Hoy, por diversas circunstancias nuestro país y sus instituciones están atravesando por un cambio profundo, una desviación sociológica que requerirá de propuestas y la participación positiva de cada ciudadano. Pero esta participación aunque firme y decidida, no puede quedarse en la manifestación o en la crítica sino que debe transitar a la construcción innovadora de escenarios, mecanismos y alternativas que nos ayuden a superar con creatividad nuestros desafíos, no a enfrentarnos.¿Qué hacer para asegurar, por ejemplo, el que un gobernante electo cumpla con elplan de trabajo y resultados propuestos a la sociedad y a sus electores?, ¿Posiciones honorarias en los niveles más altos de autoridad? ¿La adopción de un sistema de compensación variable vinculado a resultados de trabajo auditados y verificados bajo modelos de absoluta transparencia?¿Qué hacer para no desalentar la creación de empresas, empleos e inversiones? ¿Qué hacer para alentar y asegurar que toda actividad económica se formalice y contribuya a la economía del país? ¿Qué hacer para que nuestros impuestos se apliquen correctamente a proyectos verdaderamente necesarios? ¿Cambiar nuestro sistema de tributación para grabar consumos y no ingresos?¿Qué hacer para evitar la corrupción y la impunidad? ¿Replantear los mecanismos de suspensión de fuero y de referéndum? ¿Qué hacer para garantizar la confiabilidad en nuestras instituciones y sistemas de Seguridad Social, Educación, Trabajo, Servicios Públicos, Asistencia Social?Todas éstas y tantísimas otras parecieran preguntas eternas e incontestables pero no es así, lo más seguro es que para todas tenemos ya una respuesta y quizá este es el tiempo para transitar del gobierno a la gobernanza, y de nuestro actual Sistema de Legislación al de Políticas Públicas y de participación ciudadana, tiempo para que nuestros Poderes Ejecutivo y Legislativo sean verdaderamente representantes de todos, no de sus electores o partidos, tiempo para que nuestros Jueces apliquen de forma transparente y expedirá la justicia y exijan al ejecutivo la acate. Hoy recordamos a Díaz y a su gobierno, tinos y desatinos, pero éstos Días no son de aquellos. 


puntodeequilibrio30@yahoo.com.mx