Tercer Grado

Cae el dominó de la globalización

Continúa la marcha de las fuerzas antisistema. La imposición del “no” en el referendo del domingo en Italia derrotó a Matteo Renzi y a los defensores de un gobierno más fuerte, y dejó victoriosos tanto al populista Movimiento 5 Estrellas como a la ultraderechista Liga del Norte.

En Austria, aun sin conseguir el triunfo, el neonazi Partido de la Libertad enfatizó su fuerza en la elección presidencial: por segunda ocasión en siete meses pasó a la segunda vuelta electoral con cerca de 50 por ciento de los votos.

La oferta antisistema amenaza a los partidos tradicionales y pone en duda la viabilidad de la Unión Europea. El riesgo mayor proviene de la extrema derecha que en el último lustro ha ampliado su base en todo el continente. Es la tendencia “euroescéptica” y antinmigrante que resuena en amplios sectores del electorado.

Según un estudio de la Fundación Bertelsmann, la revuelta social en Europa está basada más en el miedo que en la ansiedad económica o el rescate de valores tradicionales. Es el miedo a las distintas facetas de la globalización pero, sobre todo, al descontrol sobre la migración.

Significativamente, la globalifobia es mayor en Francia, el único país en el que, además, una mayoría de los encuestados expresa ansiedad por su situación económica. No sorprende, por ello, la fuerza de la ultraderechista Marine Le Pen de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

Cierto, en este momento se ve difícil su victoria, pues los sondeos dan a su probable rival, el conservador François Fillon, una ventaja de dos a uno. Pero se veía igualmente difícil que Trump ganara... y ganó.

Además, Fillon ha adoptado posiciones parecidas a las de Le Pen en temas como la Unión Europea, los inmigrantes y la política exterior. Ante estas dos opciones, cualquiera que sea el desenlace de la elección, habrá malas noticias para la unidad europea.

Si al brexit y al triunfo de Trump se suma una victoria de Le Pen o de Fillon en Francia, habrá caído una pieza más del dominó de la globalización tal como la hemos conocido hasta ahora.