Cartas del Desierto

El valor de la amistad

La amistad es un valor inobjetable, los amigos son y serán siempre un bálsamo para nuestra existencia.

Los amigos, son aquellas personas que siempre están dispuestas a escucharnos, a amarnos y a querernos.

 Son aquellos sujetos quienes siempre están presentes en nuestra vida. Son un bálsamo que nos refresca y nos fortalece.

Y así es como la vida nos va premiando con su presencia. Son nuestro paño de lágrimas, son nuestros compañeros…son los hermanos que la vida nos ha dado.

Esperanza que nos llena de gracia y que siempre nos otorga fuerza.

Energía que vivifica…amorosa entrega que pide nada a cambio. Amor que satisface sin reparos.

Un amigo es siempre un buen consejero, un espíritu que vivifica y una razón que nos permite albergar en nuestros corazones la esperanza.

En la vida hay amigos que duran un instante, hay otros que durarán tal vez un año, hay otros que durarán diez años y habrá otros que durarán toda una vida.

De esos habremos de tener muy pocos…realmente muy pocos y cuando ya buenamente Dios le ponga fin a nuestra existencia, tal vez nos acompañarán no sé si tres o cuatro buenos amigos y tal vez nuestros hermanos, si es que aún están en este mundo.


cabramontes57@gmail.com