Sí contamos

¿Por qué empujar #Ley3de3?

Hace un par de días, supimos que,en menos de 20 minutos, se robaron tres vehículos en Torreón. Los ladrones despojaron con violencia a sus víctimas en estacionamientos de centros comerciales y calles céntricas de la ciudad. Pese a los esfuerzos de los cuerpos policíacos los autos no fueron recuperados, reportaban los diarios locales.

En apariencia este hecho se suma a uno más de los que diariamente ocurren en México. Pero viene a colación porque también refleja que somos muy susceptibles a vivir una situación de injusticia. Es común escuchar: “No es justo pagar el cambio de placas”; “no es justo pagar tantos impuestos”; “no es justo que me quiten mi pensión”; “no es justo que no encuentre mi medicamento”.

¿Y qué significa que la justicia ande distraída? Significa que el pensamiento colectivo se llena de reclamos. Permea una sensación de descontento y los ciudadanos se sienten y están cada vez más vulnerables. La impotencia provoca apatía, y así, poco a poco, sin darnos cuenta, vamos alimentando ese circulo vicioso que mantiene a los políticos corruptos en calidad de intocables. No importa qué hagan, en México no pasa a mayores.

En medio de este remolino, surge la posibilidad de girar el volante. Así nace la Iniciativa Ciudadana Ley 3 de 3, la cual pretende, mediante el acopio de por lo menos 120 mil firmas, solicitar al Poder Legislativo la creación de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

La iniciativa ciudadana de ley solicita que los funcionarios de todos los niveles transparenten tres documentos: Declaración patrimonial (¿cuánto tienen?); Declaración de intereses (¿dónde han trabajado?, ¿quiénes son sus compadres, amigos o prestamistas?); y Declaración fiscal (para que no solo se gasten nuestros impuestos sino que contribuyan a pagarlos).

También contiene directrices y obligaciones de comportamiento de los servidores públicos para determinar actos de corrupción graves, como el soborno, el peculado, el  tráfico de influencias, el abuso de funciones o el enriquecimiento oculto.

Que no quepa la menor duda: Somos más de 120 mil las personas afectadas por la corrupción en México. El país entero se hunde como consecuencia de los malos manejos y los abusos de poder. Empujar la #Ley3de3 es un boleto para transitar de la queja a la acción con propuesta. Motivos sobran, y los pretextos para no participar dejaron de ser opción. 


Twitter: @nonobarreiro