Sí contamos

Partidos políticos: todos pregonan y ninguno profesa transparencia

Durante las campañas electorales escuchamos a muchos candidatos hablar de transparencia y su compromiso con la población. Ninguno dice estar en contra de esta condición básica para hacer valer nuestro derecho de acceso a la información, y así fomentar y promover la rendición de cuentas de los gobiernos ante la ciudadanía.

Todos los partidos políticos demandan transparencia a sus adversarios, pero a la hora de cumplir con sus obligaciones le quedan debiendo a esta cualidad. En los hechos, las instituciones políticas son los sujetos obligados menos interesados en cumplir con la norma.

De acuerdo con la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública,los partidos políticos deben tener en sus sitios web información como: directorios,  pagos de sus dirigentes, padrón de militancia o inventario de los bienes inmuebles. Tan sólo por mencionar algunas de sus obligaciones. Sin embargo, estos datos se encuentran“…incompletos, desactualizadosy, en algunos casos, ausentes”(UNIVERSAL, mayo 30, 2016).

En el caso de Coahuila, vamos por las mismas. El Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI) y el Instituto Electoral de Coahuila (IEC), han emprendido una serie de acciones para “sensibilizar” a los partidos políticos con la finalidad de que se ajusten a las nuevas disposiciones establecidas en las leyes de transparencia. El consejero presidente del ICIA, Jesús Flores, Mier admitió que los “15 partidos locales no están cumpliendo o llevan más 10 por ciento”(VANGUARDIA, mayo 26, 2016).

Llama la atención que requieran sensibilizarse, cuando son los mismos partidos los que aprobaron legislaciones referentes al tema y se llenan la boca durante las campañas, hablando de la importancia de este concepto. Hay de dos sopas: o no saben qué votan o de plano no les interesa cumplir lo que prometen.

No terminamos de salir de la resaca que nos dejó el pasado proceso electoral, plagado de discursos fatuos, malos spots y descalificaciones, para confrontarnos con la realidad.

Los partidos políticos que tanto pregonan, pero poco profesan la transparencia, son los principales promotores de la opacidad en este país; abonan así al terreno fértil para ellos de la corrupción. 


Twitter: @nonobarreiro