Sí contamos

Independencia y voluntad

México Infórmate y Artículo 19 realizaron la segunda edición de Índice Nacional de Organismos Garantes del Derecho de Acceso a la Información (INOGDAI) 2016, que retoma observaciones de expertos y órganos garantes locales. El estudio evalúa de forma general el desempeño de los organismos responsables de garantizar el derecho de acceso a la información en todo el país, durante 2013, 2014 y 2015.

El INOGDAI 2016 es de suma importancia porque permitirá mejorar el desempeño de los órganos garantes locales y servir de referente para el Sistema Nacional de Transparencia, pues busca ser una herramienta útil para lograr avances en el marco de la implementación de la Ley General de Transparencia.

A reserva de lo que arrojen los indicadores, y luego de los retos que ha significado la implementación del nuevo marco normativo relacionado con la transparencia, los órganos garantes (sobre todo los locales), deben dar muestra de voluntad, compromiso y sensibilidad para acoplarse rápido a los cambios.

¿Por qué? Más allá de cumplir con un portal de datos abiertos, contestar solicitudes de información en menos tiempo, dar seguimiento a un recurso de revisión, promover una cultura por la transparencia y demás obligaciones, los órganos garantes deben actuar con plena autonomía e independencia.  Y este es el punto débil de las entidades.

Actuar con autonomía significa no depender de la orden dictada por los gobernadores, partido en el poder o cualquier élite, pues la labor de garantizar el derecho de acceso a la información es fundamental para la construcción de un sistema democrático. La información pública protege otros derechos y previene abusos de los gobiernos es también un instrumento para luchar contra la corrupción y el secretismo.

En otras palabras, en un escenario ideal donde los órganos garantes hicieran su chamba, no tendríamos contratos de deuda en total opacidad o reservas a información de vital importancia para la toma de decisiones de los ciudadanos.

Los órganos garantes locales podrían posicionarse como piezas fundamentales de un “verdadero” sistema de rendición de cuentas, y así desempeñar un papel decisivo como intermediarios entre el gobierno y los ciudadanos. Pero eso requiere compromiso y sensibilidad de todos los involucrados.

La presentación pública del INOGDAI 2016, se llevará a cabo el próximo 31 de mayo en la Ciudad de México.  Un buen consejo: échele un ojo a los resultados para ver como anda su estado. 


Twitter: @nonobarreiro