Escribanos

Los nuevos burócratas en La Laguna

No es de extrañar que al comienzo de cada nueva administración a los ediles, funcionarios y demás personal que laboran para el ayuntamiento entrante, se les vea como incansables hormiguitas trabajadoras, cada uno en su área, esforzándose por hacerse notar como el mejor en lo que hace. Claro, con sus excepciones en algunos departamentos.
Mientras, el ciudadano que requiere de los servicios de estos ejemplares empleados, se admira y piensa que la nueva administración ahora sí le va a responder a corto plazo por cualquier trámite, que será mejor atendido, que tendrá en cada uno de estos burócratas a un verdadero servidor público, y se siente agradecido con le bendición que recibe para este cuatrienio.
Por supuesto no faltarán los pesimistas de hueso colorado, que no perderán oportunidad de externar los consabidos: “más de lo mismo”, “son los mismos”, “del mismo partido”, comentarios que no faltarán en cualquier plática, en cualquier lugar.
Ciertamente hay que darle tiempo al tiempo y esperar a ver cuánto les dura el vuelo.
así que tendremos en La Laguna de Coahuila cuatro años para medir hasta que punto teníamos razón unos y otros. En todo caso dependerá de los que toman las decisiones, quienes colocaron a fulanito en tal puesto o a manganito en el otro. De ellos será la responsabilidad y de ellos los resultados hacia el termino de su periodo de gobierno.
Al ciudadano común no nos queda más que depositar en los burócratas nuestra confianza o no, para seguir teniendo tema de discusión en los ratos de ocio, al fin y al cabo, en La Laguna la política es pan de cada día.


Juan Gómez, Torreón