Escribanos

Fe de erratas

La entrevista a José Rodríguez Tenorio, titulada “Me identifico con todas las personas que hacen el bien”,  publicada el lunes 28 de abril de 2014, en la página 9 de la sección Comarca y Estados, se adjudicó el crédito a Luis Alatorre, cuando lo correcto era a Juan Antonio Martínez Barrios. Ofrecemos una disculpa a nuestros lectores e involucrados.


Redacción/Milenio Laguna



Reforestar (I)


Amigas y amigos: Reforestar áreas urbanas, noble tarea de doble beneficio: purifica el ambiente y embellece las ciudades. Con gusto nos enteramos que existen dos proyectos de arborización masiva. Por una parte está la propuesta del municipio de Torreón y por otra la que es impulsada por la organización LAGUNA YO TE QUIERO, ésta última con alcances para las ciudades de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo. Según se entiende, el proyecto del municipio de Torreón estaría encaminado a los parques públicos y bulevares de la ciudad y el segundo a las banquetas de las ciudades mencionadas.
Habría que recordar que el 4 de febrero de 2011 la región fue abatida por un fenómeno de “helada negra” que dañó un alto porcentaje del inventario arborícola existente en aquella fecha. Palmas Reales, ficus (incluido el Laurel de la India), pingüícos, cítricos, que hacían la mayoría de dicho inventario, fueron afectados muy seriamente. La ciudad se convirtió en un verdadero cementerio de “árboles quemados”. Aún se pueden observar vestigios de aquella que se llamó con razón  una “Crisis Ambiental”.  Por fortuna la Madre Naturaleza obró milagros y a la vuelta de algunos meses muchos de los árboles afectados volvieron a la vida pero otros muchos lamentablemente se perdieron definitivamente. En su momento hubo movilización de autoridades, empresas y particulares tratando de auxiliar para aminorar los daños de dicha crisis. Se dice ahora que se plantaron en aquellos años casi 60 mil arbolitos pero que se desconoce qué porcentaje logró sobrevivir.
Y sí, desgraciadamente lo más probable es que debido al descuido, a la falta de atención de autoridades y particulares de aquél esfuerzo, finalmente Torreón se haya beneficiado poco pues la ciudad sigue presentando un aspecto lastimoso por la carencia de áreas arboladas.


Héctor Astorga/Torreón