Escribanos

Estimada Marcela Moreno

Me dirijo a usted como comunicador y líder de opinión pública que es en esta ciudad y en el Estado de Coahuila para expresarle mi sorpresa de un cambio trascendental que ha ocurrido en nuestro estado para detener abruptamente cualquier resquicio siquiera de probabilidad de ir mejorando en materia democrática y de transparencia tan opaca como la de nuestro estado. (Más de 900 millones de pesos en publicidad gubernamental del ejecutivo y no saber a quién se le pagó.) Los hechos son los siguientes: El Congreso del Estado de Coahuila en el primer periodo extraordinario del 2014 en las sesiones del 14, 21, y 28 de Enero del año en curso presentaron, dieron primera, segunda lectura y aprobación de adicionar el Artículo 62 BIS a la Constitución Política del Estado de Coahuila, cabe aclarar que dicho artículo no existía; dicha adición la fundamentaron en la supuesta necesidad de ser un estado de mayor vanguardia donde se le da valor a las minorías (SIC). Lo trascendental de dicho artículo adicionado es que para cualquier cambio no solo a la Constitución Local (Como venía ocurriendo) sino a las leyes mencionadas en dicha adición se necesita mayoría calificada, es decir las dos terceras partes de los votos de los diputados; es a mi criterio como si después de los cambio a nivel federal que se hicieron en la Constitución de la República, todavía para aprobar las Leyes Secundarias que están actualmente en  estudio se necesitara dos terceras partes de los votos de los senadores y diputados, lo cual estancaría lo ya avanzado en los cambios hechos a la constitución de el país dejando al país paralizado y en la misma situación.
Creo que estos cambios fueron promovidos por el gobernador ante un escenario de posible derrota electoral de su partido en las próximas elecciones intermedias, aun a costa de poder paralizar el legislativo local aunque ellos mismos ganaran la mayoría simple, ya que es  casi imposible que cualquier  partido o coalición logre la mayoría calificada. Lo anterior con el fin de que no se pueda cambiar ninguna ley importante para auditar cualquier municipio, el ejecutivo, poder judicial, poder legislativo, organismos autónomos, ni cambio alguno de trascendencia para el Estado. Mi extrañamiento es porque ningún medio de comunicación que yo sepa, ni columnista y peor aun que los diputados del PAN Y de la UDC hayan (aun cuando con su voto en contra se hubiera aprobado) y dichos diputados no hayan hecho público dichos cambios trascendentales a la Constitución Local que van afectar enormemente a el Estado. Todo se ha llevado impunemente en los oscurito sin que nadie diga ni opine nada, como si no se hubiera llevado a cabo. Dicha adición fue publicada en el decreto 456 el 7 de Febrero del año en curso en el periódico oficial del Estado. Apelo a su fama ganada en la opinión pública y que se ha ganado mi respeto y mi lectura de sus opiniones en los diferentes medios a que sea motivo de su análisis esta puñalada trapera a nuestro Estado, donde también usted es ciudadano. Sin más por el momento, con mi agradecimiento como persona y ciudadano a la lectura de esta humilde opinión quedo de usted.


Luis Saldivar Magaña