Escribanos

 Asalto nuestro de cada día

Por mas intensiva que sean las campañas de  difusión de  autoridades federales, estatales y municipales en toda la geografía nacional, intentando convencer  a la sociedad mexicana con palabrería y estadísticas que no compaginan con la dramática realidad, afirmando que el nivel de delincuencia está bajando.
La percepción de la población , salvo en dos o tres estados de relativa tranquilidad -que no tienen ninguna garantía de permanecer con ese  privilegio-  es totalmente contraria a tales afirmaciones, ya que se vive con miedo y angustia  ante la altísima  posibilidad de tornarse en una víctima más de delitos de alto o bajo impacto.
el alcance del flagelo llega a extremos  inusitados, como en el caso de Cuernavaca  donde se  dio  el caso de tres  negocios asaltados en solo cuatro  días en un mismo crucero, ubicado en una zona turística con una supuesta vigilancia especial e intensa.


Francisco Benavides Beyer/Torreón


Medida anticonstitucional


El centro de Matamoros Coahuila se ha convertido en una mina de oro para la empresa Jajomar, concesionaria del servicio de parquímetros, toda vez que sus empleados manipulan descaradamente los tiempos sin respetar la tan anunciada tolerancia y de una forma unilateral, ya que no informan al automovilista, colocan los inmovilizadores e  inmediatamente desaparacen de la escena dejando, en el mejor de los casos, el aviso pegado en la ventanilla. Es tal el desorden que impera en la misma empresa que ni siquiera su personal se pone de acuerdo en el tiempo de tolerancia, pues mientras unos empleados dicen 10 minutos, otros dicen que quince, y los más despistados hasta veinte.
La medida recaudatoria es totalmente anticonstitucional, pero la empresa se escuda en que no ha aparecido en el Diario Oficial de la Federación para seguir secuestrando literalmente los vehículos de los ciudadanos que acuden al centro de la ciudad.

 Hilario Mejía/Matamoros