Columnista invitada

El mal uso de redes sociales la convierte en peligrosa

En los últimos años las redes sociales se han convertido en uno de los instrumentos mas importantes para comunicarse  y para hacer amigos, pero también en uno de los principales medios para difundir información a nivel mundial, ¿Pero que sucede cuando estas mismas redes? Nos muestran fotografías de personas poniendo en sus perfiles fotos apuntándose con armas de fuego, o mostrando las mismas, ¿Que piensan las personas que los tienen agregados como amigos? Les parece “Normal” Acaso. Así mismo también hemos visto en los últimos meses como jóvenes han anunciado su muerte y estas, en la mayoría de las ocasiones han sido cumplidas. Y es que la poca falta de interés de los padres en conocer y saber lo que sus hijos hacen en las redes, así como autoestima baja, han generado que millones de ellos se refugien el las redes sociales.  Acostarse con el teléfono en silencio, pero en modo vibración para despertar si es que llega un mensaje o salir menos con los amigos para quedarse revisando las redes sociales, son señales claves para saber que se está haciendo un mal uso. “Hablamos del mal uso de las redes sociales cuando la persona tiene pérdida de control y se queda hasta la madrugada conectada con sus amigos aunque tenga que ir al colegio. También cuando la persona tiene fuerte dependencia psicológica, es decir, si no está conectada, sus pensamientos están focalizados en las redes sociales: está pensando en la última vez que intervino en el chat o pensando en conectarse para saber de otras personas conectadas”, Pero así mismo como los jóvenes sienten una gran necesidad por estar presente en las redes sociales, lo mismo ocurre con los adultos los cuales han encontrado el instrumento perfecto para poder tener encuentros casuales y por que no encontrar “El amor”. Si bien son de gran ayuda ya que bien utilizadas se pueden encontrar excelentes beneficios, pero reciente estudio revelo que en nuestro país estas se utilizan en primer lugar como ocio segundo lugar como un lugar para conocer gente y solo una minoría lo ocupa para trabajo y contactos profesionales. La Cámara Nacional de la Mujer realizo un estudio a padres de adolescentes  de 13 a 18 años  y 7 de cada 10 padres  comentaron que no se preocupan por ver que es lo que sus hijos hacen en las redes sociales, ya que ellos tienen depositada toda la confianza en ellos, y no creen que estas puedan ser peligrosas. Así mismo también comentaron que prefieren tenerlos en casa y no que se expongan a los peligros de la calle.