Columnista invitada

El sentido a la Vida

“Aunque lo pienso y me lo pregunto con mucha frecuencia, no logro encontrar cuál es el sentido de la vida”.Personas de todas las edades –adolescentes, jóvenes, adultos mayores e incluso niños- cada vez más empiezan a preguntarse “para qué estoy aquí”, y se angustian al sentir que no encuentran una respuesta que les de sentido a su vida.

Es ahí donde empiezan a cuestionarse sobre lo que ha sido su vida (pasado) y/o sobre lo que va a ser (futuro). Muchas veces, al no encontrar esa respuesta, optan por el suicidio. Y aunque pareciera que esto no tiene la menor importancia, al no encontrarle un sentido a la vida, es cuando se puede caer en depresión, que con los años puede aumentar si no es detectada a tiempo.

Los seres humanos compartimos las mismas debilidades. La diferencia está en que algunos ya han empezado a trabajar en sí mismos, lo que por momentos genera dolor y es difícil; pero ir mejorando esas debilidades es lo que le va dando un verdadero sentido a la vida.

Tener aspiraciones, sueños, proyectarse a un futuro y ponerse metas para alcanzar es maravilloso. Para cualquier persona es muy satisfactorio alcanzar las metas planeadas.

El problema está en que si esas metas son siempre cosas externas, en el momento en el que se alcanzan –o no se alcanzan- es tal la sensación de frustración y fracaso, que muchos se sienten incapaces de volver a ponerse otra meta, motivo por el cual acaban renunciando a la vida.

Si no tiene sentido o si todo el sentido que tenía ya fue, ¿qué sigue? Si bien este “tipo” de metas y aspiraciones son importantes, si son las únicas, la vida nunca adquirirá un verdadero sentido. Sea porque no se alcanzan o porque al alcanzarlas, no se sabe hacia dónde seguir. Es por eso que el sentido de vida de cada persona depende de sí misma.

Más allá de la acumulación de dinero, de riqueza, de relaciones, de amistades, en fin, de cosas que, como comienzan y acaban, dejan una mayor sensación de vacío, lo importante es que cada persona desarrolle la capacidad de trabajar en sí misma: de mejorar el mal genio, las reacciones explosivas, de superar los miedos, sobrepasar los rencores, saber pedir disculpas y saber perdonar; dejar de hablar mal de otras personas, de criticar a los demás, trabajar en la envidia que por momentos todos sentimos.

La Cámara Nacional de la Mujer realizo una encuesta a personas de 15 a 56 años y 3 de cada 10 comentaron que aun no le encuentran un sentido a la vida lo cual les crea frustración y en la mayoría de los casos no les permite disfrutar de la vida.