Columnista invitada

¿Qué sabemos sobre derechos humanos?

Data el año de 1847 cuando la CNDH fue creada como una Institución llamada “Procuraduría de pobres” Pero fue hasta el 28 de enero de 1992, que se convirtió en una autoridad en el Estado., encargada de garantizar los derechos de habitantes ante abusos. Para la ONU nuestro país se encuentra en un proceso de reconocimiento y aplicación sobre los derechos humanos ya que por desgracia a la fecha no se ha logrado aplicar al 100 estas normas, que reconocen y protegen la dignidad de todos los seres humanos. Las cuales rigen la forma en que los individuos viven en sociedad, así como su relación con los gobiernos y las obligaciones que los gobiernos tienen para con ellos. Es importante recalcar que la ley de derechos humanos obliga a los gobiernos a tomar una serie de medidas, y les impide tomar otras. Los individuos tienen también responsabilidades: al hacer uso de sus derechos humanos, deben respetar los derechos de los demás. Ningún gobierno, grupo o persona individual tiene derecho a llevar a cabo ningún acto que vulnere los derechos de los demás. Y es que no olvidemos que los derechos humanos son inherentes; nosotros simplemente nacemos con ellos y nos pertenecen como resultado de nuestra humanidad común. Ningún grupo selecto de gente es propietario de los derechos humanos, ni se conceden como una dádiva. Son inalienables; los individuos no pueden renunciar a ellos y nadie puede privarles de ellos, incluso en los casos en que los gobiernos no los reconocen ni los protegen. Son universales; todo el mundo tiene derechos en todas partes, independientemente de la edad, el sexo, la raza, la religión, la nacionalidad, el nivel de ingresos u otra situación o condición en la vida. Los derechos humanos pertenecen igualitariamente a todos y cada uno de nosotros. La Cámara Nacional de la Mujer Realizo una encuesta a personas de 15 años a 65 años para saber que tanto conocían sobre los derechos humanos,  y 5 de cada 10 aceptaron conocerlos, pero también comentaron que por desgracia vivíamos en un país en el que estos aun no eran respetados en su totalidad. No debemos olvidar que los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos. Nútranlos, Enriquézcanlos….Son lo mejor de nosotros. Démosle vida.