Columnista invitada

El poder de los abrazos

Abrazar es una grandiosa medicina. Transfiere energía y da a la persona que es abrazada un estímulo emocional. Ya que el que nos toquen no solo es bueno. Sino, que es necesario…. Investigaciones científicas apoyan esta teoría pues nos dice que el contacto físico o la estimulación física es absolutamente necesaria para nuestro bienestar emocional. Los abrazos son el tacto terapéutico reconocido como una herramienta esencial para la curación y en la actualidad se utilizan como parte del entrenamiento de enfermeras en los grandes centros médicos. Pues el tacto es usado para reducir el dolor, la depresión y la ansiedad, así como también para aumentar el deseo de vivir en los pacientes y para los bebes prematuros que carecen de contacto físico, mientras están en una incubadora  les ayuda a crecer y a sentirse amados. Que necesitamos recibir abrazos y caricias para sobrevivir es más que evidente durante los primeros años de vida. Ya que estudios en bebés sugieren que en ausencia del contacto físico millones de células mueren del cerebro. La  importancia del contacto físico no disminuye cuando crecemos sino todo lo contrario, ya que cuando otras personas nos tocan o nos abrazan a cualquier edad aumentan los niveles sanguíneos de oxitocina, apodada “La hormona del amor” Y DISMINUYEN LA PRESIÓN ARTERIAL Y EL RITMO CARDÍACO, “Pasear de la mano de nuestra pareja durante diez minutos o , simplemente, un breve abrazo pueden tener un efecto protector sobre el corazón al comenzar una dura jornada laboral.   La Cámara nacional de la mujer realizo una encuesta a personas de 15 a 65 años y en esta se les pregunto sobre la importancia de dar y recibir abrazos y en su mayoría comentaron que todos necesitamos un abrazo, ya que un abrazo puede convertir un mal día en el mejor de nuestras vidas. Así mismo comentaron también que al menos una vez al día eran abrazadas y que esto si los hacía sentir mejor. El abrazar logra muchas cosas que  tal vez tu nunca te has imaginado. Por ejemplo……….Se siente bien, deshace la soledad, derrota el miedo, retrasa el envejecimiento, ayuda a la autoestima. Aunque existen varias formas de tocar a alguien, se dice que los abrazos son los más especiales y que contribuyen a nuestra salud. Y como las palabras. Un abrazo es una forma de comunicarse. Sobare todo cuando las palabras no son suficientes. Abrazar para consolar a alguien. Abrazar por amor, abrazar por miedo, abrazar por alegría… con solo un abrazo puedes transmitir muchas emociones que se expresan mejor que con las palabras. Se dice que necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho abrazos al día para mantenernos y doce para crecer.