Columnista invitada

Festejando a todos los Santos…

Sin duda, el Día de Muertos es una celebración mexicana que honra a los muertos, ésta tradición se arraiga desde la época prehispánica aunque hoy en día incorporan elementos también del catolicismo y hasta toques modernos.

En México el Día de Muertos se festeja durante dos días el día 1 de noviembre, llamado Día de Todos los Santos, es cuando llegan las ánimas de los niños y el 2 de noviembre, el día de Muertos, es cuando llegan los adultos.

Y es que Según la tradición, durante la fiesta de Día de Muertos las almas de los difuntos salen del lugar donde se fueron al morirse (como el Mictlán en el caso de los indígenas o el Purgatorio para los católicos) y regresan a visitar a sus seres queridos en la tierra.

En México los altares por lo general tienen tres niveles. Uno simboliza el cielo, otro la tierra y otro el inframundo, niveles que los difuntos deben escalar para llegar al mundo de los vivos. Para recibir a sus difuntos la gente coloca altares en donde ofrecen a los muertos las cosas que más les gustaban como su comida favorita, bebidas, dulces, juguetes y flores de cempasúchil (Zempoalxóchitl), que ayudan por su color y olor a trazar las rutas a los muertos.

Como lo marca la tradición la ofrenda se debe colocar el 31 de octubre y nadie la puede tocar, ya que los invitados son los difuntos y son ellos los que inician el convite; después, cuando regresan satisfechos al inframundo, los platillos de la ofrenda deben ser compartidos entre familiares y amigos.

La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) declaró, en el año de 2003, a la festividad del Día de Muertos, Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad.” Por lo que esta festividad representa uno de los ejemplos más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo.

No debemos olvidar que el origen del Día de Muertos tiene antecedentes relacionados con el mestizaje. Comprende rasgos culturales indígenas y españoles que al mezclarse dieron lugar a los ritos y ceremonias que se realizan alrededor de la festividad.

La Cámara Nacional de la Mujer nos hace una atenta invitación para que conozcamos más de esta hermosa tradición ya que recordemos que nuestra cultura está llena de sincretismos culturales solo falta echar un vistazo nuestras tradiciones que encierran un sinfín de enigmas llenos de color, brillo olor y en donde  de un momento a otro nos llevan del cielo al infierno.