Columnista invitada

Esperando a los Reyes Magos…

En un par de días en nuestro país tendremos la visita de “Los Reyes Magos” Y a diferencia de otros años este será realmente difícil, pues la crisis económica por la que atraviesan los Mexicanos, aunado al gran número de personas que perdieron su empleo el año pasado, no permitirá que en muchos hogares Los Reyes puedan estar presentes.

Existen padres de familia que serán capaces de empeñar sus “bienes” o “pedir prestado” con tal de que sus  hijos no se vean afectados en sus obsequios, pues para muchos Papás esta es la mayor prueba de “amor” Que pueden tener ellos para con sus “Retoños” en este día, ya que muchos padres han comentado  que con tal de ver esas “caritas felices” Bien vale la pena “El sacrificio” Y aunque este día será de festejo para los Mexicanos, en muchos hogares sigue el maltrato a los menores y en su mayoría por parte de los mismos padres, quienes por su estrés, frustración y traumas de su pasado no saben llevar un hogar en armonía ni con el cariño y respeto que se necesitan todos los días para tener hijos “Sanos y felices” Y el día de Reyes es el día perfecto para demostrarles a los hijos ¡Que no importa! cuánto fueron castigados durante el año, “Regañados o Golpeados, ya que para “Los Reyes Magos” este es un nuevo comienzo” Para que los pequeños olviden todo y sean felices.

La adoración a los Reyes Magos inició en Occidente, pero fue hasta el siglo V, que derivó en la tradición de llevar juguetes para los más pequeños de la casa, así mismo fue hasta mediados del siglo XIX, cuando cobró popularidad el escribir la famosa “carta” a los monarcas.

Lo menos conocido de esta tradición es que en un principio Gaspar era el encargado de repartir dulces, miel y frutos frescos; Melchor tenía la encomienda de la ropa o zapatos, y Baltasar jugaba el peor papel, pues debía de ocuparse de castigar a los niños traviesos dejándoles carbón o leña en vez de regalo, La Cámara Nacional de la Mujer, Realizó una encuesta a padres de familia de 18 a 45 años y en esta todos comentaron lo difícil que será este año que puedan llegar “Los Reyes Magos”, ¡Sin embargo harán el mayor de sus esfuerzos por ver sonreír a sus pequeños! “No olvidemos que el amor, el respeto, la comprensión, la paciencia y las atenciones para nuestros hijos debe ser día a día, no esperemos a que tenga que llegar un día especial para demostrarles nuestro amor.